Guasave, Sin.- Algunos de los adultos mayores del asilo de ancianos Graciela Sandoval de Mena, reciben clases de pintura.

Esta actividad les ayuda a desarrollar múltiples y variadas capacidades, como son la concentración, paciencia, perseverancia, expresión y diversión.

Además con la pintura se estimulan ambos hemisferios del cerebro, lo lógico y lo racional, junto con el lado creativo de las emociones.

A través de la imaginación obligamos a forzar el cerebro por completo, evitando la enfermedad del Alzheimer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here