Ciudad de México.- Las Congregaciones Religiosas de México manifestaron su solidaridad con las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia y pidieron perdón por la conducta de algunos religiosos, pues faltan al sentir y actuar de la institución desde los puntos de vista moral, ético y espiritual.

En el marco de la cumbre global de obispos y líderes eclesiásticos “La protección de los menores en la Iglesia”, convocada por el Papa Francisco y que inicia este jueves en el Vaticano, la Conferencia de Superiores Mayores de México expresó su preocupación por la problemática del abuso infantil en el mundo, que impacta no solo al ámbito de la Iglesia, sino en otros entornos como la escuela y la familia.

“Es por eso que en nuestra misión profética y de responsabilidad humana urgimos en la necesidad de fortalecer las políticas y protocolos mediante una cultura de prevención y atención de este tipo de conductas que ponen en riesgo la credibilidad de nuestra misión y de la Iglesia misma”, expuso en un comunicado.

Señaló que la responsabilidad ante este tema en México es primordial para las congregaciones religiosas y una muestra de esta preocupación es la reciente creación del Equipo Nacional de Protección de Menores por parte del Episcopado Mexicano y cuyo propósito será prevenir, detectar, apoyar y atender los casos de abuso sexual infantil en el ámbito eclesial.

Refirió que los objetivos de dicho Equipo, que estará conformado por obispos, sacerdotes y laicos especializados, estarán orientados a fortalecer y actualizar las políticas, protocolos y/o manuales institucionales para la prevención y atención de este delito.

También, abundó, se diseñarán estrategias para la creación de ambientes seguros para menores de edad, conforme a los estándares nacionales e internacionales, además de desarrollar programas y materiales formativos para menores de edad y sus familiares con fines preventivos y de atención.

La asociación mencionó que igualmente buscarán brindar a los obispos y a sus equipos pastorales, la asesoría jurídica, canónica y psicológica necesaria para la atención de casos de abusos cometidos por clérigos, incluyendo el acompañamiento a las víctimas.

“En línea al Episcopado Mexicano y a la exigencia del papa Francisco expresada en ´la tolerancia cero´ y en el ´nunca más´ a la cultura del abuso, las Congregaciones Religiosas de México nos unimos al esfuerzo para promover y crear una cultura del cuidado y protección sobre los casos de abuso sexual infantil cumpliendo con la responsabilidad humana que nos corresponde ante este tema”, puntualizó.

A la cumbre global de obispos y líderes eclesiásticos acudirán los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo y los superiores representantes de la Vida Consagrada, quienes abordarán los casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia con el objetivo de concientizar y convertir el cuidado y protección de menores en una prioridad fundamental para la Iglesia.

Con información de El Financiero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here