Mazatlán, Sin.- Tras un intento de tráfico ilegal de especies de vida silvestre en el Aeropuerto Internacional de Mazatlán, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró 12 ejemplares jóvenes de guacamaya verde (Ara militari), abandonadas en instalaciones de esa terminal aérea.
El 11 de marzo, personal de la Guardia Nacional solicitó la intervención de inspectores de la citada Procuraduría, luego de localizar dos envíos flejados en cajas de madera, abandonadas en el área de paquetería de una aerolínea.
Al interior encontraron a las especies de aves, sin documentación que demostrara su legal procedencia. Las guacamayas estaban muy estresadas debido al hacinamiento y a las condiciones en que eran transportadas.
Para salvaguardar la vida e integridad física de los ejemplares, la PROFEPA los trasladó a la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) “Acuario Mazatlán”, que cuenta con un hospital veterinario donde reciben el manejo y tratamiento correspondiente.
La guacamaya verde (Ara militaris) está catalogada como especie en peligro de Extinción (P) de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana, NOM-059-SEMARNAT-2010. También forma parte del apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés), tratado internacional del que México forma parte.
La venta, captura, posesión, transporte o acopio ilegal de psitácidos (pericos o loros de distribución nacional), podrían configurar delitos federales con sanciones que van de uno a nueve años de prisión, y de entre 300 y tres mil Unidades de Medida y Actualización como multa, de acuerdo con lo establecido en el Código Penal Federal.
La PROFEPA exhorta a la ciudadanía a denunciar su comercio y/o posesión ilegal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here