Ciudad de México.- El presidente López Obrador calificó de “cobarde” el asesinato de Alejandro Aparicio, a unos minutos de haber rendido protesta como presidente municipal de Tlaxiaco, en Oaxaca.

Cuestionado por la prensa sobre el hecho, en su conferencia de prensa matutina, se dijo sorprendido porque en la zona no son comunes esos crímenes.

No obstante, ya se comunicó con la familia de la víctima para externarle su pésame, en tanto que también habló con el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, para pedirle celeridad en la impartición de justicia en el caso.

Se detuvo a uno de los involucrados en este asesinado cobarde, porque además lo mataron por la espalda y tengo entendido que lo remataron“, expuso.

Por último, recordó que el estado de Oaxaca se caracteriza por una baja incidencia delictiva, principalmente por el respeto que se tiene a las comunidades indígenas.

Y es precisamente por ello que con el asesinato de Aparicio y la muerte del síndico Perfecto Hernández, quien resultó herido en el acto, se debe poner mayor atención a la seguridad del estado.

Con información de López-Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here