La Cámara de Diputados aprobó este martes, en lo general, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica promovida por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pese a la opinión en contra de organismos internacionales, quienes prevén un incremento a las tarifas eléctricas. En este momento en el pleno se discuten más de 412 reservas en lo particular.

La iniciativa, avalada por 304 a favor y 179 en contra y cuatro abstenciones, otorga ventajas a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre las empresas privadas, además de que dará facultades al gobierno de México para suspender permisos a otros generadores de energía.

La propuesta del presidente busca dar prioridad a la energía producida por la CFE. También forzará a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a revocar los permisos de autoabastecimiento y las empresas privadas no podrían generar la energía que consumen.

También modifica los Certificados de Energías Limpias (CEL) que pueden obtener las compañías.

La discusión de la propuesta comenzó con una manifestación para apoyar el dictamen, realizada por los legisladores de Morena, PT y Encuentro Social, quienes se plantaron frente a la tribuna durante el mensaje del presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez.

Al respecto, el diputado Enrique Ochoa Reza (PRI), afirmó que el posicionamiento de los morenistas estaba fuera de procedimiento.

“No es el momento de apoyar con esas pancarta el posicionamiento del presidente de esa comisión, sino cuando corresponde la intervención por partidos”, indicó.

Tras más de cuatro horas de discusión, la reforma fue aprobada por la mayoría integrada por Morena, PT y Encuentro Social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here