Billy Chapman y su purgatorio

1
691

Por: Oswaldo Villaseñor

Guillermo Aarón Blake Serrano presentó el día de ayer ante la Vice Fiscalía General del Estado, Zona Norte, con sede en la ciudad de Los Mochis, una demanda penal por el probable delito de Usurpación de Funciones en contra del ex gerente destituido Luis Felipe Villegas.

Si esto es así, no hay dudas de que Billy Chapman, el controvertido alcalde de Ahome, se juega su resto y no le está apostando a buscar la reconciliación de los Ahomenses, sino al sometimiento como instrumento para gobernar.

En un escenario complicado como el que tiene el alcalde de Ahome, suena interesante –aunque no asombra- que lejos de apostarle a la construcción de acuerdos políticos que le garanticen la gobernabilidad y por ende la tranquilidad para su propio gobierno, a estas alturas, le siga echando más leña al fuego y enrareciendo aún más el ambiente político que de por sí ya lo tiene en su contra.

La demanda penal presentada un 5 de abril en contra de Luis Felipe Villegas, por hechos sucedidos el pasado 3 de enero, muestra a un alcalde de Ahome que se juega su resto en una práctica de Vencer o Morir pero por la vía de la confrontación o medición de fuerzas. UFFF

Parece que no se ha dado cuenta que es precisamente el enrarecimiento del ambiente político a falta de una verdadera operación política lo que lo mantiene en la picota y todavía le echa más leña al fuego.

En fin.

1.-Trascendió que el día de ayer, Guillermo Aarón Blake Serrano presentó una demanda penal en contra de Luis Felipe Villegas por el supuesto delito de Usurpación de Funciones.  Está claro que la instrucción le llegó al ingeniero Blake desde palacio. Blake no es de choque, es una persona tranquila con quien se puede dialogar, pero bueno, cuida su chamba.

2.-Al parecer los hechos que sustentan la denuncia presentada por Blake en contra de Luis Felipe Villegas fueron los sucedidos el pasado tres de enero cuando el ex gerente llegó a las oficinas de la Junta de Agua con amparo en sus manos otorgado por un juez federal que ordenaba su reinstalación en el cargo.

3.-Como se recordará, momentos después de que Luis Felipe Villegas llegara a las oficinas de la JAMAPA, el hoy también destituido, tesorero en aquel entonces, Jaime Beltrán, llegó con elementos de la policía municipal para sentar en la silla al ingeniero Guillermo Aarón Blake Serrano.

4.-Desde entonces, no había pasado gran cosa y Blake continuó al frente de la JAMAPA como lo está ahora.

¿Por qué presentar la demanda penal 3 meses después?.

Bueno, ahí está el detalle de cuando decimos que Billy Chapman se juega su resto e intenta salir del purgatorio donde con sus acciones se ha metido. Sabe que ya no tiene más que de dos sopas. O tranquiliza el ambiente y evidentemente escogió la vía de la confrontación para dominar a sus adversarios o sus días pudieran estar contados.

El cielo o el infierno, no hay más.

Veremos en que termina está historia.

Habrá que estar pendientes.

1 COMENTARIO

  1. No me parece que la denuncia de Blake doblegue a los enemigos y le sirva a Chapman para agarrar los hilos del poder.
    Para empezar, Luis Felipe Villegas no es un enemigo y menos una persona a la que debería de tenersele cuidado. Chapman abre nada más otro frente de batalla que lo acerca muy probablemente a la salida del ayuntamiento.
    Ni siquiera ha sabido definir quiénes son ya no sus adversarios sino sus enemigos. Y en este escenario, el gobernador se regocija porque mientras el avanza, los municipios donde perdió (o ganó Morena) sufren un grave retroceso por la falta de capacidad política de sus presidentes. Eso se llama administrar el conflicto y ya veremos qué sucede en el 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí