Los Mochis, Sin.- Son los integrantes de una familia que buscan beneficios particulares quienes tienen «secuestradas» las instalaciones de la Universidad Intercultural de Sinaloa, indicó la rectora Guadalupe Ibarra Ceceña.

En entrevista para Conexión con Carlos Cota, la rectora explicó que son imposibles de negociar las exigencias con las que argumentan la toma de instalaciones, ya que hay un plazo de un año para promover una nueva ley orgánica y la actual fue publicada apenas en noviembre pasado.

Ibarra Ceceña comentó que sólo el Congreso del Estado estaría facultado en este caso para resolver el conflicto, sin embargo no son los tiempos, ya que no hay ni consulta para renovar la Ley Orgánica de la institución.

Aseguró que los familiares que mantienen la manifestación conocen la ley, pero sólo buscan la asignación de plazas en la institución.

Guadalupe Ibarra hizo un llamado a los alumnos que están por terminar el semestre a tener paciencia, ya que confía que el conflicto terminará cuando intervenga el Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here