Vicente Zambada Niebla, alias ‘El Vicentillo’, indicó que el Cártel de Sinaloa realizó pagos en 2008 al Ejército y la Policía Federal Preventiva (PFP) con el fin de librar la disputa contra un grupo conformado por los Carrillo Fuentes, los Beltrán Leyva y los Zetas.

Durante su segundo día de comparecencia ante la Corte de Nueva York, como testigo en el juicio de Joaquín  Guzmán, ‘El Vicentillo’ señaló cómo él y un sobrino de ‘El Chapo‘ coordinaban tareas de espionaje gracias a las cuales se enteraron que el grupo rival rentó casas y contrató sicarios dentro de “su plaza”.

“Para no desatar más balaceras entre nosotros, esa información se la dábamos a miembros del Ejército y de la Policía Federal Preventiva que teníamos bajo nuestro control para que ellos hicieran las detenciones”, detalló Zambada Niebla.

Agregó que el objetivo del Cártel de Sinaloa era encontrar el número de oficinas de sus rivales y “mandar a la gente a pelear”. Asimismo, dio a conocer a algunos de los pistoleros de Guzmán, tales como ‘El Fantasma’, ‘El Negro’,  ‘El Chino Antrax’ o ‘El M1’.

Desde este momento, la disputa entre ambos grupos se recrudeció, por lo que Vicente se vio obligado a refugiarse en Mazatlán.

Aseguró que un militar que detuvo a miembros del otro grupo “me mostró fotos del auto de mi esposa a la cual pensaban secuestrar para después mandarme su cabeza”.

El hijo de Ismael ‘El Mayo’ Zambada indicó que en ese lapso “murieron en emboscaras sobre todo muchos miembros de la PFP”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here