Tijuana.- El primer contingente, con migrantes centroamericanos que retornan a su país bajo salida voluntaria, partió luego que la víspera, en su intento por cruzar de forma ilegal a Estados Unidos, fueron recibidos con gas lacrimógeno.

En un autobús y una camioneta viajaron unos 70 migrantes que desistieron del sueño americano y prefirieron regresar a sus países de origen luego de casi un mes de estar lejos de su tierra y unas semanas en el albergue acondicionado en una unidad deportiva.

En el autobús viajan madres con sus hijos y en la camioneta personas que llegaron sin familia, entre mujeres y hombres, quienes en primera instancia se dirigen a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) en Ciudad de México.

Ya en el INM, las autoridades definirán si el retorno a sus países de origen, principalmente Guatemala y Honduras, será vía terrestre o aérea.

El rostro lleno de desilusión y tristeza fue el común denominador de quienes llegaron a esta frontera, la más transitada del mundo, con la esperanza de solicitar asilo humanitario en Estados Unidos, pero que se encontraron con una realidad muy distinta.

En el reporte de las 15:00 h, autoridades reportaron que no había novedad en las garitas de San Ysidro y El Chaparral.

Además, la mañana de este lunes, alrededor de 30 integrantes de la caravana migrante fueron auxiliados por un tráiler cuando se encontraban a la altura del entronque de la colonia El Progreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here