Los Mochis, Sin.-La mayoría de las estancias infantiles operadas a través del programa de la desaparecida Secretaría de Desarrollo Social, hoy de Bienestar, cerraron este miércoles sus puertas, impidiendo la atención a las centenas de niños hijos de madres trabajadoras.

Desde temprana hora en cada una de las estancias se colocaron carteles anunciando la decisión del cierre, como una medida de protesta por la decisión del nuevo gobierno federal, del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de poner fin al subsidio que de manera directa se otorgaba para su operación.

Entre las propias madres de familia se externaron voces de apoyo a la operatividad de las estancias infantiles, por considerar que es vital el servicio que ofrecen de atención a sus hijos, pues, en caso contrario, se verían obligadas incluso a dejar de trabajar, afectando la economía del hogar, rechazando el que ahora de parte del gobierno se otorgue el apoyo directo a cada familia y mucho menos dejar en mano de los abuelos el cuidado de sus pequeños hijos…

Por su parte, las responsables de las estancias infantiles, como el caso de la encargada de la guardería Querubines, Karina Amador, defendió la labor que desarrollan, ponderando la labor que en lo personal desarrolla por más de 15 años y que ahora está en riesgo, afectando a los niños y las madres de familias que obligadas por la necesidad de trabajo tienen que recurrir a esos centros para el cuidado de sus pequeños…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here