Culiacán, Sin.- Ante la cercanía de la Semana Santa 2021, brigadistas sanitarios se encuentran trabajando en el muestreo prevacacional de playas, balnearios y albercas públicas de Sinaloa con el propósito de proteger la salud de la población en estos centros de esparcimiento y brindar confianza a los bañistas y turistas para el uso recreativo y seguro del agua de mar y de las piscinas.
El Comisionado Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Coepriss) informó que por instrucciones del gobernador Lic. Quirino Ordaz Coppel y del Secretario de Salud Dr. Efrén Encinas Torres, personal de Coepriss realiza el operativo de monitoreo en las albercas ubicadas en las principales ciudades del estado y en las 22 playas de los principales destinos turísticos de la entidad en los municipios de Navolato, Mazatlán, Guasave, Ahome, Culiacán, Elota, Rosario y Escuinapa.
Precisó que para descartar la presencia de amiba de vida libre, microorganismos patógenos y sustancias químicas en el agua de albercas y balnearios públicos de Sinaloa, así como prevenir enfermedades de la piel, mucosa y digestivas para el periodo vacacional de semana santa se están verificando las condiciones sanitarias de las albercas y balnearios en las diferentes localidades de Sinaloa.
En el caso de las albercas se revisa el cumplimiento de la NOM-245-SSA1-2010 “Requisitos Sanitarios y calidad del agua que deben cumplir las albercas”, identificar anomalías y aplicar las medidas de seguridad que correspondan revisando los contenidos de cloro para que el agua de uso en las mismas esté dentro de norma especificada.
En lo que se refiere al agua de mar se verifica que cumpla con los parámetros establecidos por la Cofepris en las playas de Sinaloa en periodos prevacacionales y vacacionales, en puntos fijos de muestreo.
“Un equipo de brigadistas realiza el monitoreo de las 22 playas y revisa las condiciones de higiene y seguridad en salud de las albercas públicas e instaladas en los hoteles, establecimientos distribuidos principalmente en las ciudades de Los Mochis, Culiacán y Mazatlán, y en menor proporción en algunas otras localidades”, comentó.
La Semana Santa 2021 se celebra del domingo 28 de marzo al sábado 3 de abril y las playas donde se están realizando muestreos son El Maviri, en Ahome; Las Glorias, en Guasave; Ponce, en Culiacán; 12 playas a lo largo de la Bahía de Mazatlán, las playas de Las Lupitas-Teacapán y Las Cabras- Isla del Bosque, en Escuinapa.
El Proyecto Nacional “Vigilancia de Agua de mar para uso recreativo con contacto primario” contempla 70 destinos turísticos en 17 entidades federativas que cuentan con 273 playas en las que se ubican 367 puntos de muestreo, y 22 de esas playas corresponden a Sinaloa para un total de 186 muestreos.
Jorge Alan Urbina Vidales sostuvo que el agua de las piscinas usualmente se desinfecta con cloro, una sustancia que puede inactivar al virus, y la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar y la alta temperatura que puede alcanzar la arena, son favorables para la inactivación de los agentes patógenos. “No existe evidencia de que el SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19, pueda propagarse entre las personas a través del agua en estos centros de esparcimiento”, comentó.
Sin embargo, recomendó que para tener unas vacaciones placenteras y seguras deben respetarse las medidas básicas de prevención y las ya conocidas del llamado triángulo de la vida que son mantener la sana distancia de por lo menos dos metros, el uso de cubrebocas y el lavado de manos o el uso de gel antibacterial con una base mínima de alcohol al 70 por ciento.
“El monitoreo se realiza para comprobar la aptitud del agua de mar para uso recreativo de las playas mediante análisis para determinar la presencia de enterococos. De acuerdo con los criterios y lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), los cuales anotan que la medición de enterococos debe ser inferior a 200 NMP/100 ml”, afirmó.
Desde 2005, explicó, los resultados de dicho monitoreo en las 22 playas de Sinaloa, respecto a la calidad de agua de mar, han sido satisfactorios.
“El propósito de este programa además de incluir la evaluación de la calidad del agua, es establecer medidas necesarias en aquellos lugares que representen riesgos a la salud para lograr una mejor calidad ambiental de las playas y contar con una herramienta que permita a las autoridades de salud establecer un criterio uniforme en el desarrollo del proyecto agua de contacto”, dijo.
“Según los criterios de clasificación de playas en México de la Secretaría de Salud, a través de Cofepris, una playa se considera apta para uso recreativo si los parámetros de enterococos se encuentran entre 0-200 NMP/100 ml. Por encima de este parámetro no se considera apta y se coloca bajo vigilancia sanitaria”, precisó.
Sobre la revisión sanitaria a las albercas apuntó que conforme a los lineamientos de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios, los dueños o responsables de albercas deben asegurarse que las instalaciones de la alberca cumplan con ciertos requisitos sanitarios.
Mencionó que tales requisitos son bitácoras de aplicación de cloro, concentración de cloro en el rango de 1.0-5.0 ppm y medición de PH 6.5-8.5, limpieza y operación de estos cuerpos de agua, contar con un procedimiento de contingencias para dejar la alberca fuera de servicio en caso de accidentes o condiciones poco salubres del agua, así como tener una circulación óptima del agua, es decir, que el agua no esté estancada.
Por tal motivo, aseveró, el control y vigilancia de las condiciones sanitarias de operación y mantenimiento de las instalaciones es indispensable; así como el monitoreo sistematizado de parámetros fisicoquímicos y de microorganismos que determinan la calidad del agua.
“Las instalaciones de las albercas deben contar con servicios sanitarios y regaderas en el área y se deben prohibir el ingreso de mascotas, como perros y gatos, tanto al interior como en el área exterior de la alberca”, dijo.
Informó que el calendario de Muestreo Prevacacional para la Semana Santa 2021 se realiza a nivel nacional por los líderes Estatales del proyecto y culmina dos semanas antes del periodo vacacional para el envío de la información a Cofepris por parte de los enlaces estatales y su posterior validación por Cemar. “Una vez que se cumple con este protocolo sanitario se lleva a cabo el envío del informe prevacacional a Semarnat, para su publicación en la página electrónica de Cofepris”, comentó.
Puntualizó que el sistema de vigilancia de la calidad del agua se mantiene durante todo el año en Sinaloa, de conformidad con lo establecido por las normas oficiales mexicanas, efectuando muestreos para realizar análisis bacteriológicos y fisicoquímicos junto con verificaciones sanitarias y acciones de fomento sanitario para garantizar el bienestar de la población y de los turistas.
“Este trabajo permite a los usuarios de estas aguas estar informados sobre la representatividad y alcance del monitoreo de la calidad del agua; brinda confianza para el uso recreativo del agua de mar, y a las instancias que participan nos da la información para focalizar y determinar los problemas que se pudieran originar en cada una de las mismas”, dijo.
Finalmente, destacó que a nivel nacional operan más de 40 comités de playas limpias que se reúnen anualmente mientras que Sinaloa trabaja de manera continua puesto que durante todo el año nuestro estado es un destino turístico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here