Ciudad de México.-Tras reunirse con los contratistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que representan el 92.5% de la inversión y de las obras totales en la cancelada terminal aérea tras la consulta ciudadana; el nuevo gobierno acuerda cerrar los contratos con apego a la ley y sin interposición de recursos legales, confirmó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

A partir de este martes 6 de noviembre del 2018 se empezarán a analizar las opciones para finiquitar los contratos, sin tener que recurrir a los tribunales y se manejará el mismo volumen de obra que se había planteado en Texcoco, apuntó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tras una reunión privada con los empresarios que participan en el cancelado proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Entre las empresas presentes en la sesión privada con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador en un restaurante de Polanco se encuentran Coconal SAPI, Constructora y Pavimentadora VISE, Operadora CICSA, Edificadora y Constructora Gia+A, Promotora y Desarrolladora Mexicana, la Peninsular Compañía Constructora, ICA Constructora de Infraestructura, EPCOR, SACYR Construcción México, Acciona Infraestructuras, Construcciones Aldesem, Jaguar Ingenieros Constructores, IDISA e ICA Flúor.

Todos ellos “están en la mejor disposición de llegar a un acuerdo, fue una reunión muy provechosa, muy buena. Se llegó a un acuerdo general, pues el volumen de obra que tienen contratado en Texcoco se puede hacer en Santa Lucía”, agregó López Obrador.

Además, detalló, están la obras que se van a llevar a acabo en el actual aeropuerto (de la Ciudad de México, el “Benito Juárez”) para rehabilitarlo y en de Toluca. Asimismo señaló que continuarán en Texcoco, “ante todo obras hidráulicas, se va a mantener el lago, a cuidar para que no haya problemas de inundación en toda la zona y al mismo tiempo se mantengan los lagos como elementos de regulación de las aguas. Todo esto fue lo que se habló, en los mejores términos. Se portaron muy bien, les diría que de manera muy comprensiva, responsable. Al cien”, considero el presidente electo.

—“¿No le pidieron marcha atrás?”, pregunta la prensa.

—“No, fueron muy respetuosos de la decisión que tomaron los mexicanos que participaron en la consulta. Se respeto la voluntad de los ciudadanos. Se portaron a la altura de las circunstancias”, aseveró el futuro primer mandatario mexicano.

—“¿No van a interponer amparos?”, se le inquiere a López Obrador.

—“No. no hubo ningún planteamiento de ese tipo, no hay ninguna denuncia legal ni amparos.

—“¿Se serenaron los empresarios?”, cuestionan reporteros.

—“Es que no puedo utilizar esa palabra. Se portaron muy bien, al cien. Ellos van a participar en Santa Lucía , es muy probable, también en otras obras. Todo va a ser legal, absolutamente”, refrendó el político tabasqueño.

El presidente electo López Obrador, acompañado de su futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, “ aseguró que quienes por ahora continúan laborando en la cancelada terminal aérea seguirán trabajando en Texcoco “porque se va a rescatar el lago Nabor Carrillo, se va a convertir en un parque ecológico, es probable que participen ellos mismos”, consideró.

En otro tema, al ser consultado sobre la insistencia de los venezolanos en México que rechazan la llegada del presidente Nicolás Maduro, el presidente electo aclaró que todos ellos “tienen todo el derecho de manifestarse, estamos a favor de la libertad y somos respetuosos del derecho a disentir. También subrayó López Obrador debe tomarse en cuenta que somos amigos de todos los pueblos y todos los gobiernos del mundo. Ese es la política exterior que va a prevalecer, la amistad con todos los pueblos y gobiernos del mundo”.

Finalmente, el próximo presidente de México confirmó que habrá consulta sobre el Tren Maya, en diciembre próximo o incluso en enero. Será nacional.

“Los que no quieren la consulta, los que no quieren la democracia, que se vayan preparando psicológicamente, porque siempre va a haber consulta; incluso se va a reformar el artículo 35 constitucional, para dar muchas facilidades, que no haya candados,  y que cuando los ciudadanos lo pidan, se pueda llevar a cabo una consulta”, precisó López Obrador, incluso, aseguró que en las encuestas en su poder, el “80 por ciento está a favor del Tren Maya”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here