Estados Unidos.-Recientemente se dio a conocer que una compañía estadunidense de fabricación de vidrio ‘consintió’ a sus empleados y les dio un bono navideño.

Pero no, no fue dinero sino armas de fuego.

Sí, es en serio, no estamos bromeando.  La empresa BenShot, un negocio de padre e hijo que fabrica productos de vidrio a prueba de balas, pensó que ese sería el ‘regalo ideal’ para sus trabajadores.

«Quiero asegurarme de que todos (nuestros) empleados estén seguros y contentos; una pistola fue el regalo perfecto», dijo Ben Wolfgram al medio wbay.

A cada empleado se le dio una tarjeta de regalo con 8 mil dólares. Dinero con el que podían escoger el arma de su gusto.

BenShot comenzó en un taller de taller en 2015 y ahora cuenta con 16 empleadosde tiempo completo.

Con información de Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here