Culiacán, Sin.- El presidente Andrés Manuel López Obrador no sólo sigue como candidato en campaña, por el tono de sus discursos virulentos que incitan, por lo pronto, a ver a la Suprema Corte de Justicia de la Nación como un enemigo, sino que también envía mensajes de que quiere regresar a México a la época dorada del presidencialismo y con ello echar abajo el alto nivel de democracia que se ha logrado en México y que le sirvió a él para llegar a la presidencia.

Ello lo señaló el dirigente estatal del PRD. Audómar Ahumada Quintero, en su tradicional conferencia de los miércoles, en donde además advirtió que esta concentración de poder que está buscando y logrando López Obrador, ya dibuja el camino que recorrió Venezuela con el ya fallecido Hugo Chávez, quien llevó a este país a un gobierno totalitario.

Incluso Ahumada Quintero compartió con los periodistas que le cubren sus conferencias semanales, un artículo del primer presidente del entonces Instituto Federal Electoral (IFE) ahora INE, José Woldenberg, cuyo título “Cómo mueren las democracias” y cuyo contenido se resume en que ahora no se requiere de revoluciones armadas o golpes de estado para echar abajo a las instituciones de un país, sino que se da por la vía pacífica y que inicia con el arribo de una persona al poder a través de la vía democrática pero que en el ejercicio de gobierno empieza a tomar acciones que llevan a la muerte de la democracia.

En este sentido advirtió que además de las decisiones de la Cámara Federal de Diputados, para poner a un “fiscal carnal” y para hacer llegar a como sea al español Ignacio Taibo a la dirección del Fondo de Cultura Económica, entre otras, estarán llevando al país a un marcado divisionismo y a un enfrentamiento entre los mismos mexicanos por ser decisiones que se imponen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here