Ciudad de México.- Tras una reunión, la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) acordó pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador que retire a los superdelegados su facultad de intervenir en temas de seguridad pública.

El encargado de dar dicho posicionamiento será el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, quien fue aprobado por los gobernadores tras la reunión que se dio en el Palacio del Ayuntamiento del gobierno de la Ciudad de México.

Indicaron que solicitarán que los superdelegados se separen de funciones en temas de seguridad debido a lo delicado de la materia de seguridad pública y la procuración de justicia, debido a que estas facultades no se pueden atribuir a una persona sin experiencia por lo que constituye una figura paralela a los gobiernos legítimamente constituidos.

Además, aseguraron que en caso de no obtener una respuesta aprobatoria, acudirían a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here