Ciudad de México.- Martha Erika Alonso, gobernadora electa de Puebla, afirmó que defenderá su triunfo en las elecciones del 1 de julio hasta el último minuto, confiando en que el gobierno federal no intervenga en su contra.

En entrevista para Grupo Fórmula, la ex primera dama y abanderada panista señaló que la influencia del gobierno de López Obrador en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), significaría un atentado “contra la vida democrática” del estado.

“Yo sigo confiando en las instituciones, quiero pensar que actuarán conforme a derecho, que no permitirán este atropello… confío en que el gobierno federal no intervendrá con presiones de tipo político”, afirmó.

En cuanto a la propuesta del magistrado José Luis Vargas, indicó que pese a pedir la nulidad él mismo aseguró que “no hubo compra de votos, no se rebasaron los topes de campaña, no hubo intervención del gobierno… no se encontró papelería falta y los incidentes registrados en algunas casillas no fueron causal suficiente de anulación”.

Por otro lado, sobre la supuesta ruptura de la cadena de custodia, Alonso señaló que al magistrado simplemente “no le gustó la bodega donde fueron resguardados los votos”, pese a que ha sido usada por el instituto estatal electoral desde 1998.

Finalmente, indicó que a las 11:30 h tendrá una audiencia con los magistrados del TEPJF, para justificar su postura contra el proyecto de nulidad, en la cual estará arropada por el presidente del PAN, su equipo legal y algunos otros políticos.

Con información de Milenio y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here