Estados Unidos.- Este martes se salió de control la esperada reunión en la Oficina Oval entre el presidente Donald Trump y los líderes demócratas Chuck Schumer y Nancy Pelosi, cuando el magnate exigió la financiación para construir el muro fronterizo.

Schumer, líder de la minoría del Senado, describió lo sucedido como una “rabieta” de Trump.

Mientras que Pelosi, líder en la Cámara de Representantes, le dijo a Trump que “no va a ganar” en el muro fronterizo.

El presidente de Estados Unidos exigió fondos para el muro fronterizo y dijo que no teme que el gobierno cierre de no conseguirlo. De hecho, dijo, está orgulloso de hacerlo, y se tomará el crédito por ello.

“Si no conseguimos lo que queremos de una manera u otra … cerraré el gobierno”, dijo el presidente Trump. “Y estoy orgulloso… Estoy orgulloso de cerrar el gobierno por la seguridad de la frontera, Chuck“, afirmó.

Trump está presionando para obtener 5 mil millones de dólares para su muro fronterizo: los demócratas no quieren darle mucho más mil millones. Y el presidente ha amenazado con cerrar el gobierno el 21 de diciembre, cuando se agoten los fondos, si no obtiene lo que quiere.

Trump comenzó la reunión dando la bienvenida a Pelosi a la Oficina Oval, y señaló que espera que los demócratas puedan trabajar con los republicanos para aprobar una legislación de reforma de la justicia penal. Pero ese fue el punto más amigable de la reunión. A partir de ahí la reunión, de aproximadamente 13 minutos, se disolvió en la demanda de fondos del muro fronterizo de Trump, y Schumer y Pelosi dijeron que no lo conseguiría.

Los demócratas cuestionaron si expresar sus quejas en la televisión nacional era la mejor manera de manejar sus diferencias. Pero Trump insistió en que quería “transparencia”.

El vicepresidente Mike Pence, por su parte, miró y no dijo nada.

El presidente publicó una serie de tweets este martes por la mañana arremetiendo contra demócratas e instándolos a asegurar la frontera. Trump afirmó que los demócratas “por razones estrictamente políticas y porque se han retirado hasta ahora a la izquierda, NO quieren seguridad fronteriza”.

“Espero con interés mi reunión con Chuck Schumer y Nancy Pelosi. En 2006, los demócratas votaron por un muro, y tenían razón en hacerlo. Hoy ya no quieren la Seguridad Fronteriza. Ellos lucharán a toda costa, y Nancy debe obtener votos para el presidente. Pero el muro se construirá “, escribió el presidente en Twitter.

Con información de CBS News y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here