Francia.-Los franceses continuaron este domingo por segundo día consecutivo con las protestas contra el alza de los impuestos a los carburantes y contra la política del gobierno, en diferentes lugares del país.

La noche estuvo “revuelta en ciertos lugares”, con alrededor de 3,500 personas movilizadas “en 87 lugares diferentes”, informó el ministro de Interior francés, Christophe Castaner.

Los manifestantes, que protestan contra el alza de los impuestos de los carburantes y la bajada del poder adquisitivo, bloquearon este sábado carreteras, rotondas, hipermercados, y permitieron el acceso gratuito por los peajes.

Los denominados “chalecos amarillos” se concentraron también cerca del Palacio del Elíseo, sede de la presidencia, donde las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos.

En su sitio

“El gobierno está atento a todas las movilizaciones. Tenemos que seguir cumpliendo las expectativas de los franceses, incluso en lo referente al poder adquisitivo”, afirmó el ministro de Interior el martes.

“Hay una movilización que está ahí y no la podemos negar” pero “no es la marea prevista”, según un consejero del gobierno. Las cifras son comparables a algunas de las grandes manifestaciones organizadas estos últimos años por los sindicatos.

Ni el primer ministro francés, Edouard Philippe, que había anunciado el miércoles medidas de acompañamiento para las economías domésticas, ni Emmanuel Macron, de viaje en Berlín este domingo, han hecho ninguna declaración, dejando a Christophe Castaner al frente.

“Cada uno ocupaba ayer (sábado) su sitio. Yo estaba en contacto permanente con el presidente de la República y con el primer ministro para informarles de las cuestiones de seguridad”, justificó el domingo el ministro de Interior, lamentando que del otro lado “nadie ha querido hablar, negociar”.

Por su parte, el ministro de la Transición Ecológica, François de Rugy, indicó al diario Le Parisien, que el gobierno seguiría “la trayectoria prevista” en materia de fiscalidad ecológica.

Según un sondeo publicado por el Journal du Dimanche, el 62% de los franceses creen que hay que “priorizar el poder adquisitivo, incluso si eso supone ralentizar la transición energética” en los próximos años.

“Los chalecos amarillos” deben seguir sus movilizaciones mientras que el gobierno siga igual”, declaró a France Inter Geoffroy Didier, secretario general delegado de los republicanos.

“Me temo que el gobierno no ha entendido, las cosas van a empeorar para ellos”, advirtió Sébastien Chenu, portavoz de la Agrupación Nacional.

Algunos representantes políticos tanto de la extrema derecha como de la extrema izquierda se manifestaron este sábado, en algunos casos vestidos con chalecos amarillos.

Con información de López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here