Ciudad de México.- Tras emitir su voto en la consulta nacional sobre los Programas Prioritarios, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que dialogará con los gobernadores sobre el tema de los superdelegados, pero aseguró que no será “rehén de nadie”.

AMLO indicó que los gobernadores están muy nerviosos porque ya se acabó el régimen corrupto, pero tendrán que acostumbrarse.

“Va a haber diálogo (con los gobernadores), pero no voy a ser rehén de nadie; no voy a dejarme chantajear por nadie. Yo nada más tengo un amo y un mandato, que es el pueblo y el mandato es acabar con la corrupción”, enfatizó López-Obrador

Junto con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y la alcaldesa, Patricia Aceves, López Obrador acudió a votar a la alcaldía de Tlalpan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here