Ciudad de México.-La Cámara de Diputados publicó en la Gaceta Parlamentaria el acuerdo a través del que se establece la regulación para los cabilderos que representan intereses particulares, en el marco de la aprobación de leyes y reformas.

Asimismo, la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), presentó a través del diputado Javier Hidalgo, una iniciativa para ajustar el aparato administrativo en San Lázaro.

El legislador dio a conocer que en la Cámara laboran más de  600 altos funcionarios, cuyo sueldos superan los 170 mil pesos mensuales y en algunos casos, más de 300 mil pesos al mes, lo que supera  por mucho el monto que se prevé pagar al Presidente de la República a partir de diciembre próximo, cuando entre en funciones

En el caso de los cabilderos, el acuerdo firmado por la Mesa Directiva indica que se establecerán las normas generales para el procedimiento de registro de cabilderas y cabilderos, las actividades que estos podrán desarrollar en el recinto y las reglas a seguir.

Indica que la Mesa Directiva será la responsable de registrar a dichas personas, elaborar un padrón y mantenerlo actualizado, así como transparentarlo, con la respectiva protección a datos personales.

Agrega que será requisito indispensable inscribirse en el padrón citado y sólo se admitirá la solicitud de registro de un cabildero por cada persona física o moral que lo solicite.

El plazo para el registro correrá  del 7 al 9 de noviembre, y los días 12 y 14 de el presente mes, por lo que las peticiones presentadas fuera de ese periodo quedarán sin efectos.

Agrega que el número máximo de comisiones en las que podrán operar los cabilderos será de cinco; y no se admitirán más de 20 de ellos por cada Comisión.

Quienes obtengan su registro, deberán asistir a las reuniones de las comisiones respectivas y mostrar su identificación; estarán obligados a respetar la Ley Orgánica del Congreso, el Reglamento de la Cámara e incluso su Código de Ética.

No podrán ejercer esas funciones los servidores públicos que estén en activo, sus cónyuges, parientes consanguíneos ni con afinidad hasta cuarto grado; así como quienes encuentren inhabilitados para ejercer cargos públicos.

Los legisladores y servidores públicos de la Cámara se abstendrán de cabildear, cuando obtengan un beneficio económico o en especie para sí mismo o su familiares; o para terceros con los que tengan relación laboral o de negocios.

Los legisladores y servidores públicos del recinto no podrán aceptar dádivas, pagos en efectivo, especie, o cualquier otro beneficio de cualquier naturaleza por parte de cabilderos, con el fin de influir ilícitamente en las decisiones a tomar.

Las infracciones a las normas referidas se sujetarán a los términos del Código de Ética de la Cámara, las leyes de Responsabilidades de los Servidores Públicos y la legislación penal, según sea el caso.

En el caso de la propuesta del diputado Hidalgo Ponce, se prevé reformar la Ley Orgánica del Congreso, para reducir la nómina legislativa y eliminar los cargos que sean innecesarios.

Contempla reducir a uno los centros de estudio existentes en el recinto; compactar cargos burocráticos al fusionar facultades; así como transparentar las subvenciones o partidas fijas y extraordinarias entregadas a los grupos parlamentarios, esto con el fin de regularlas y reducirlas.

Detalló que de acuerdo a un análisis de las plazas y sueldos que se pagan a la llamada “burocracia dorada” en la Cámara, se desprende que el Secretario General, puesto que actualmente se encuentra vacante, ganaba 315 mil pesos al mes; tres secretarios de servicios cobran 275 mil pesos mensuales; 24 directores generales reciben un salario mensual de 240 mil pesos; y 66 directores de área cobran 170 mil pesos mensuales.

A ese personal, dijo el congresista, se suman coordinadores, subdirectores, jefes de unidad, homólogos y otros funcionarios cuyo sueldos superan los 100 mil pesos cada mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here