Estados Unidos.- La Casa Blanca pidió el jueves a la Suprema Corte de Justicia bloquear el ingreso de transgéneros a las fuerzas armadas hasta que se resuelva la batalla legal en curso sobre ese tema.

La administración de Donald Trump considera que permitir abiertamente que los transgéneros se alisten implica “un riesgo demasiado grande para la efectividad militar y la letalidad”.

La posición de la Casa Blanca es radicalmente distinta a la del presidente Barack Obama.

A instancias de Obama, desde el 1 de julio de 2017 las fuerzas armadas debían empezar a aceptar a reclutas transgenéros. Empero la administración Trump puso como fecha el 1 de enero de 2018 antes de revertir completamente la política.

Pero la prohibición fue cuestionada repetidamente en los tribunales. Eso condujo a una actualización de la política incorporando mayores restricciones que también fue suspendida.

En medio de esa batalla judicial, la Casa Blanca solicitó a la Corte Suprema que atendiera el caso y, a la espera de su decisión final, suspenda los fallos de tribunales inferiores.

De lo contrario, “el mandato a nivel nacional … permanecería en vigor durante al menos un año más y probablemente hasta 2020, un período demasiado largo para que los militares se vean obligados a mantener una política que, según su criterio profesional, ha determinado ser contraria a los intereses de la nación“, argumentó la administración de Trump.

Con información de AFP y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here