Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco afirmó este viernes que el miedo es el origen de toda dictadura, “porque sobre el miedo del pueblo crece la violencia de los dictadores“. La declaración ocurrió en la homilía de la misa que enmarcó la inauguración del evento “Libres del Miedo“, organizada por la Fundación Migrantes, Caritas italiana y el Centro Astalli.

Asimismo, el papa afirmó ante los grupos comprometidos con el apoyo a los migrantes que se debería agradecer a quienes tocan a la puerta, “ofreciéndonos la posibilidad para superar nuestros miedos para encontrar, acoger y asistir a Jesús en persona“.

Jorge Mario Bergoglio añadió que actualmente Dios nos pide liberarnos de nuestros miedos, que son el origen de muchos males, incluyendo la esclavitud y la dictadura.

El miedo es el origen de la esclavitud: los israelíes preferían ser esclavos por miedo, y es también el origen de toda dictadura, porque sobre el miedo del pueblo crece la violencia de los dictadores“, comentó.

Sobre las maldades de nuestro tiempo, señaló que es natural sentir miedo ante las situaciones que no tienen salida y que las palabras de un líder o un profeta no son suficientes para calmar a la población, por lo que “nos cerramos en nosotros mismos, en nuestras frágiles seguridades humanas, en el círculo de los seres queridos, en nuestra rutina tranquilizadora. Y al final renunciamos al viaje a la Tierra Prometida para volver a la esclavitud de Egipto“.

El papa recordó que el encuentro con otro, con el necesitado, es al mismo tiempo un encuentro con Cristo, pues es él quien llama a la puerta “hambriento, sediento, extraño, desnudo, enfermo y encarcelado, pidiendo ser recibido y asistido”.

También nosotros, como Pedro, podríamos ser tentados a poner a prueba a Jesús, a pedirle una señal. Y quizás, después de algunos pasos vacilantes hacia él, volver a ser víctimas de nuestros miedos. ¡Pero el Señor no nos abandona! Aunque seamos hombres y mujeres ‘de poca fe’, Cristo sigue extendiendo su mano para salvarnos y permitir un encuentro con él, un encuentro que nos salva y restaura la alegría de ser sus discípulos“, concluyó.

Stefano Russo, secretario general de la Conferencia Episcopal de Italia, agradeció a los presentes por su apoyo a los demás, actividad que el papa afirmó permite hacer más grande el camino de la historia.

Con información de Vatican Insider y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here