Estados Unidos.-Con poco más de 13.5 mil millones de años de antigüedad, la estrella bautizada como 2MASS J18082002–5104378 B, es una verdadera reliquia estelar.

No es la primera estrella tan antigua como para haberse creado inmediatamente después del Big Bang, pero sí la única tan cercana a nosotros como para estudiarla realmente.

Científicos afirman que el cuerpo de la estrella es solo alrededor del 10 por ciento de la masa del sol, por lo que no se ha detectado durante mucho tiempo a pesar de estar en la Vía Láctea.

Se piensa que la estrella se formó muy temprano en la vida del universo cuando no había metales.

Todas las investigaciones, hasta hace unos años, apuntaban a que las primeras estrellas ya estarían muertas hace mucho, habiendo quemado sus suministros de combustible y explotado.

Sin embargo, durante los últimos años se han encontrado estrellas “ultra pobres en metales”, las cuales se encuentran entre las más antiguas que se conocen.

Este objeto es el segundo más pobre en metales después del gigante rojo HE 1523-0901, conocido como ‘fósil galáctico’ y considerado a principios de este siglo como el astro más viejo de la Vía Láctea.

Los expertos sitúan la ‘nueva’ estrella cerca del límite de inflamabilidad de hidrógeno, algo que significa que con menos masa la inflamación del primer elemento químico no se hubiera producido.

Este descubrimiento es un avance importante para entender cómo era el universo en sus inicios.

Con información de RT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here