Acumular el dinero podría no ser la mejor estrategia para nuestras finanzas personales. Si bien el 47 por ciento de los mexicanos deposita sus recursos en una cuenta formal, al mantenerlos guardados perderían su valor frente al incremento de precios, advirtió Diego Paillés, director general de La Tasa, plataforma digital de inversión.
De acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2018), se destaca la gran brecha que aún existe entre ahorro e inversión. Mientras, aproximadamente 8 de cada 10 mexicanos guardan su dinero de manera formal, informal o ambas, los que invierten sus recursos no alcanzan el 1 por ciento de la población.
«Mejorar nuestras finanzas es un objetivo necesario para el 2019. Sin embargo, muchas personas creen que acumular su dinero es el único camino y no exploran otras opciones que les podría beneficiar. Por eso, aunque ahorrar es un hábito básico que no debemos abandonar, necesitamos saber en qué queremos ocupar nuestro dinero y así elegir la mejor opción”, comentó.
Para distinguir, el ahorro de las inversiones, en la primera acumulas recursos paulatinamente y dispones de los mismos con mucha facilidad, mientras en las inversiones prestas tu dinero para que sea aprovechado por un tercero con la intención de obtenerlo de vuelta con una ganancia. Esto último, representa ciertos riesgos pues dependes de otro para cumplir la operación con éxito.
Diego Paillés destacó que, en cualquier caso, se debe reflexionar sobre nuestras condiciones económicas y planear con anticipación para conseguir un buen resultado. Enlistó una serie de preguntas que ayudarán a identificar si te conviene más ahorrar o invertir:
¿Cuál es el objetivo financiero?
En otras palabras, ¿en qué ocuparé mi dinero? Recuerda que cada meta cuenta con montos y plazos distintos, así que definirlo correctamente impactará en el resto de nuestras decisiones y nos establecerá la mejor estrategia para alcanzarlo.
¿Cuánto tiempo me llevará cumplir ese objetivo?
Una vez definido el objetivo, hay que analizar el tiempo que tardaremos en alcanzarlo. Considera que los planes en plazos cortos se podrían financiar con lo que ahorres, mientras aquellos que se ejecutarán en 5 o más años, se solventarían con una inversión siempre y cuando la dejes madurar lo suficiente.
¿Cuánto dinero necesito para realizarlo?
Las cantidades grandes no son imposibles de alcanzar con ahorros, pero necesitarías que tus aportaciones sean mayores o extender el plazo. En cuanto a las inversiones, busca un producto con rendimientos anuales superiores al incremento de precios, por ejemplo, La Tasa ofrece un promedio anual superior al 15 por ciento, lo que es más de tres veces la inflación del año pasado.
¿Cuánto ganaría si asumo el reto de invertir?
Mantener el dinero en una cuenta formal es la manera más segura de acumularlo, pero asumir los riesgos que conlleva una inversión te permitirá incrementar el monto. Evalúa hasta dónde estás dispuesto a llegar y busca información sobre el comportamiento de cierto producto antes de decidir. En el caso de La Tasa el rendimiento promedio que ofrece se ubica por arriba del 15 por ciento anual, lo que supera el de otros productos como los CETES.
¿Cuál es el producto que más me conviene?
Infórmate sobre la variedad de productos financieros que existen y elige el que mejor se adapte a tus condiciones u objetivos económicos. Luego, averigua cuál te cobra menos comisiones o te ofrece mejores rendimientos. Una alternativa muy atractiva son las plataformas de préstamos entre particulares que forman parte del ecosistema fintech.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here