Culiacán, Sin.- En los cinco municipios donde se declaró la “Alerta de Género” desde marzo del 2017, hasta finales del 2019 se han cometido 163 casos feminicidios, y tan sólo en 2019 se activaron al menos 50 Alertas Amber por igual número de niñas, niños y adolescentes desaparecidos, lo cual constituye una vergüenza para cualquier sociedad, expresó la diputada Graciela Domínguez Nava.
La presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado calificó estos casos como “campos algodoneros”, en alusión al encuentro de 8 cadáveres femeninos en un terreno conocido como “Campo Algodonero”, en Ciudad Juárez, Chihuahua, en 2001.
Ello, durante la instalación del Grupo Técnico de Coordinación y Colaboración para la Implementación del Protocolo Alba, que tuvo lugar este jueves en el Salón Constituyentes de 1917 del Congreso del Estado, y en el que participan más de 30 dependencias e instituciones, entre federales, estatales y municipales.
Del caso “Campo Algodonero” de Ciudad Juárez, Graciela Domínguez agregó que igual que ellas, en ese estado hubo cientos de mujeres que corrieron la misma suerte a partir de 1993.
“La prensa internacional identificó el episodio como ‘Las Muertas de Juárez’, en realidad el peor y tristemente célebre y prolongado caso de feminicidio recurrente que se tenga memoria en este país”.
Recordó que las víctimas fueron buscadas siempre por sus familiares, empezando al despuntar el alba.
Esta palabra, precisó, se adoptó para nombrar un mecanismo operativo de coordinación inmediata para la búsqueda y localización de mujeres y niñas desaparecidas y/o ausentes de carácter local.
Luego se transformó en el Protocolo de Atención, Reacción y Coordinación entre Autoridades Federales, Estatales y Municipales en caso de Extravío de Mujeres y Niñas en todo el país.
Graciela Domínguez resaltó que los familiares de las mujeres del caso “Campo Algodonero” tuvieron que recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, misma que el 16 de noviembre de 2009 falló en contra del Gobierno Mexicano.
En esta resolución, precisó, se ordenó al Gobierno Mexicano la implementación de medidas para la búsqueda y localización de mujeres desaparecidas.
Ahora en Sinaloa, agregó, ya se cuenta con el Protocolo de Atención, Reacción, Coordinación y Colaboración con Autoridades, Órganos e Instituciones Federales, Estatales y Municipales en caso de Desaparición o no Localización de Niñas y Mujeres, más conocido como el Protocolo Alba.
Para el cumplimiento de los propósitos de este protocolo, agregó, se requiere de la instalación de un Grupo Técnico de Coordinación y Colaboración, mismo que a invitación de la Fiscalía General estará integrado por servidores públicos municipales, estatales y federales, los cuales tendrán las responsabilidades que les determina el mismo protocolo.
“En los municipios de Ahome, Culiacán, Guasave, Mazatlán y Navolato, se han cometido 163 feminicidios en el estado”, reiteró Domínguez Nava.
Un dato más que se atribuye a la Fiscalía es que de 2002 hasta junio de 2018 sumaban 512 casos de niñas y niños no localizados en el Estado.
“Todos estos casos constituyen una vergüenza para cualquier sociedad, pero en Sinaloa gracias al coraje de los familiares de cientos de niñas y mujeres desaparecidas buscadas desde al despuntar el alba que obligó al estado mexicano a buscarlas, contamos con el Protocolo…”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here