Funcionarios de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sinaloa, pasan por desigualdades, injusticias y malas condiciones laborales.

0
2014

Sinaloa.- Como mexicanos, nos preocupamos de lo que acontece en nuestro país, el cual ha tenido cambios en tan poco tiempo, ya que los principios que implementa el nuevo gobierno que es presidido por el Presidente Constitucional, Andrés Manuel López Obrador, de no a la corrupción, a la desigualdad, a las mejoras salariales, entre otras cosas; hemos observado que varias entidades de la República Mexicana están aplicando dichos principios, como bien se advierte en la difusión de los diferentes medios de comunicación y ocupándonos en lo que concierne a nuestro Estado, nos enfocaremos en el tema de la impartición de justicia, comenzando desde la investigación de los delitos, refiriéndonos a los funcionarios encargados como lo son los Agentes del Ministerio Público, quienes son los principales responsables del funcionamiento de la nueva estructura de impartición de justicia, en donde actualmente convergen dos sistemas de justicia, que son llamados sistema tradicional y sistema de justicia penal acusatorio oral; donde laboran funcionarios públicos, aptos y no aptos, por su calidad de conocimientos, por su atención, dedicación y constante preparación; en éste orden de ideas, es digno hablar y resaltar estas últimas virtudes que en dichos funcionarios deben de prevalecer, avocándonos a la tarea de investigar lo que es digno de admirar y apoyar, a un grupo que forma parte de la Fiscalía General del Estado, a los que sus mandos (Fiscal General del Estado y Vice Fiscales Regionales), les llaman Agentes Resolutores del Ministerio Publico y solo cuando los van amonestar o reprender sin justa causa, los llaman Agentes del Ministerio Publico y consecuentemente les aplican los preceptos internos y normativos con los que se rigen dichos funcionarios, motivo por el cual damos a conocer que como exigencia nos dicta nuestra labor profesional, en busca de que prevalezca la justicia en éste particular y claro, hacer honor a quien honor merecen.

Para darle curso a esta investigación comenzamos a entrevistar a Agentes del Ministerio Público de la Zona Sur del Estado, a quienes omito sus nombres por temor a que los mismos tenga represalias laborales; empezándolos a cuestionar sobre diversos temas durante su tiempo en la institución, así como también de su labor y para ello, se formularon las diversas preguntas a los entrevistados, para contar con una amplitud más de conocimiento sobre el tema.

1.- Antes del año 2011, los Agente del Ministerio Público, percibían aproximadamente como sueldo quincenal, la cantidad de $2,250,00 pesos y al mes el Gobierno Federal, les otorgaba merecidamente un bono de $4,000 pesos, dando un total de 8,500,00 pesos mensuales, mismos que aumentaron en el Gobierno presidido por el C. Mario López Valdez, Gobernador constitucional en ese entonces, en el periodo comprendido del año 2011-2017, a la cantidad de $6,200,00 pesos quincenales y al mes el Gobierno Federal, les seguía otorgando merecidamente el bono de $4,000,00 pesos, dando un total de 16,000,00 (Dieciséis Mil Pesos 100/00 MN) mensuales.

2.- En el año 2016, se implementó en la zona sur del Estado de Sinaloa, el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, lo que hoy conocemos como juicios orales, fechas en las cuales se contrató personal de chihuahua, con buenos percepciones económicas, con la finalidad de laborar en la Fiscalía General del Estado, por tal razón que pocos Agentes del Ministerio Publico, del sistema tradicional fueron encargados de la unidades que componen la zona sur del Estado, siendo agraciados, ya que elevaron sus ingresos laborales, aproximadamente a la cantidad de 26,000,00 mensuales y no así el resto de los Ministerio Públicos.

3.- Desde el año 2016 a la fecha, muchos colegios de abogados y demás compañeros del gremio, hemos llegado a tener una idea uniforme, sobre los nuevos Agentes del Ministerio Público que entraron a laborar en el año 2016, en virtud que los consideramos no aptos, con muy pocas excepciones, por su carencia de conocimientos, por su mala atención, su falta de dedicación, entre muchas otras cosas más; ganando la mayoría de ellos, aproximadamente la cantidad de $24,000,00 a 26,000,00 Mil pesos mensuales.

4.- La desigualdad de sueldos de los agentes del Ministerio Publico que ganan $ 16,000,00 mensuales, a los que ganan entre la cantidad de $24,000,00 a 26,000,00 Mil pesos mensuales, hace una marcada diferencia, pero si esto les parece injusto, déjenme decirles algo totalmente sorprendente, injusto, arbitrario, inhumano y fuera de toda razón; pero antes de esto, déjenme también expresarle la empatía que muchos agentes del Ministerio público, Policías de Investigación y ahora todo el gremio de abogados y sociedad tenemos con el cuerpo de Resolutores del ministerio Público, de ahí que acaparan mi atención y pongo la vista sobre ellos.

El caso de los Agentes Resolutores del Ministerio Publico de la Fiscalía General del Estado, en la Zona Sur, es por demás triste y lamentable, ya que su percepción neta salarial desde el año 2002, es de aproximadamente la cantidad de $3,320,00 pesos quincenales, al mes 6,640,00 pesos, sin recibir bono alguno, ante su honorable función, ya que hacen las mismas funciones que los Agentes del Ministerio Publico y para ahondar más en esta investigación me entreviste con alguno de ellos, mismos los cuales también me reservo sus nombres por las posibles represalias que se fueran aventurar ante estas entrevistas que me fueron concedidas y de las cuales tengo las premisas; dejo en claro que desde el año 2002, el cuerpo de resolutores se integraba por aproximadamente 20 elementos, los cuales han ido renunciando conforme advirtieron el peligro y las injusticias labores a la que eran objeto, de éste número de servidores, en la actualidad solo quedan 8 resolutores, 5 de ellos cuenta con maestría en juicios orales, la cual me acreditaron con sus respetivos títulos, asi como también cuentan con los cursos de formación de Agentes del Ministerio Publico, mismos que son obligatorios para que se les otorgue el nombramientos con tal carácter; dichos profesionistas me acreditaron el curso con sus respetivas constancias, las cuales datan de varios años atrás, esto con la finalidad de poder tener la esperanza de ser tomados en cuenta, lo que me lleva a pensar que se han preparado y actualizado en su profesión, ya que es evidente que tienen la vocación de servicio; pero es el caso, que desde el año 2002, hasta la actualidad, han salido generaciones, tras generaciones de Agentes del Ministerio Publico y otorgado los Procuradores Generales de Justicia del Estado y el actual Fiscal General del Estado, nombramientos tras nombramientos, sin voltear para observar a ese reducido número de resolutores, mencionando que eran los únicos que los mandaban a los operativos con la llamada “guerra contra la delincuencia organizada” que se vivió en el Estado en el año 2007-2014, aún así, con tan solo su pluma y libreta no dudaban en hacer su labor, independientemente del peligro que esto representaba, siendo de explorado conocimiento por los cuerpos policiacos de estos hechos que aquí narro, los cuales son en verdad admirables, es por ello que son merecedores del reconocimiento de la sociedad y obviamente también deberían de ser del titular de la Fiscalía General del Estado y con ello, en hacerles justicia, pero se ha mostrado apáticos con ellos, indiferentes, a pesar de que está por demás probada su capacidad de servicio, su capacidad de conocimientos, sus disciplina, su entregada y lealtad con la institución y sociedad; enterándome que les ponen metas de trabajo, de producción, les exigen jornadas de trabajo fuera de las que marca nuestra ley laboral, constantes amenazas de abrirles actas administrativas si no cumple con dichas metas, todo ello y demás cosas, con tan paupérrimo sueldo, el cual es evidente que nos les alcanza para sufragar las necesidades prioritarias que exige la familia, por lo que es comprensible que a veces se muestre en sus rostros la preocupación de que comerán?, con qué dinero pagaran el trasporte para regreso a sus hogares?, como pagar el servicio de energía eléctrica y del agua? Y obviamente no tienen la esperanza de salir algún lugar de esparcimiento y recreo para su familia, y a parte de este sueldo que es por demás risible, ya que ganan menos que un empleado de cualquier tienda comercial, sin desmeritar tal labor y las diferentes responsabilidades, pero considero que es insuficiente y muy precario el referido sueldo y por si fuera poco les descuenta sin previo aviso de los llamados retardos faltas, hasta por 400 pesos el día, a pesar de que trabajan toda la jornada laboral, que con independencia de lo anterior sufren una doble sanción con posibles amenazas de actas administrativas, que según el estado de ánimo del Vice Fiscal Regional, se aplican o no, así también existen el descuento sin previo aviso de los llamados pagos no correspondidos, sin saber a qué se refieren estos últimos, pero bueno esa es otra historia que más adelante si no escuchan este llamado abordaré, con la finalidad de que estas malas prácticas cesen, por ser injustas y violatorias a toda luces; es por lo que el rostro de este reducido cuerpo de resolutores que de forma inconsciente y bien percibible emana tristeza, frustración, incomprensión a la indiferencia del Fiscal General del Estado, quien ni siquiera una vez de que protesto el cargo, se ha dado a la tarea de presentarse a las agencias y/o unidades del Ministerio Publico a las que representa, mucho menos a tener empatía con el cuerpo de resolutores, quienes han visto la manera de hacerle llegar esta necesidad y ante ello, tiene sus oídos cerrados a la razón, ya que sigue su disimulo, resistencia, en subir el sueldo y darles el nombramiento a los agentes resolutores; El sueldo precario de estos funcionarios emana del Fideicomiso llamado Fondo de Seguridad Pública del Estado de Sinaloa, que por sus siglas se escribe “FOSEG”, mismo que sus aportaciones las entrega el 70% el Gobierno Federal y el 30% el Gobierno del Estado, motivo por el cual se les hace un llamado al señor Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de México, quien preside el gobierno federal, quien en conferencias matutinas del dia 4 de Marzo del año en curso, refirió acabar con todo esto y al señor Quirino Ordaz Copel, gobernador constitucional del Estado de Sinaloa, quien preside el gobierno local, a quien éste último se le pide no tenga indiferencia como la que muestra el Fiscal General del Estado, con el cuerpo de Resolutores del Ministerio Publico, ante estas injusticias, las cuales como se dijo son bien conocidas por el gremio de abogados y sociedad, ya que son por demás inhumanas.

En lo personal, antes de esta investigación, no tenía conocimiento que los agentes resolutores, percibieran tan bajo sueldo, ya que siempre han ejercido funciones como Agentes del Ministerio Publico, integrando y firmando las actuaciones que laboraban, para posteriormente consignar ante los jueces de primera instancia las Averiguaciones Previas que en su momento se iniciaban con motivo de actos delictivos, que eran graves o leves, por lo que ya se imaginaran desde el año 2002, hasta la fecha, el sin fin de averiguaciones previas resueltas y prueba de ello, son las diligencias que los resolutores firmaron y consignaron y que obran en los archivos de la Fiscalía General del Estado y del propio Poder Judicial del Estado, dejando desde el año 2017, hasta la actualidad de firmar cualquier diligencia el cuerpo de resolutores, precisamente por órdenes de sus superiores, pero no dejan de hacer las misma labores que los Agentes del Ministerio Publico, quienes incluso me atrevo a decir son más eficientes, lo anterior se desprende a la obligación que tiene el titular de hacerles valer mediante nombramientos que les otorgue el carácter de Agentes del Ministerios Publico y con ello subir el merecido sueldo al cuerpo de resolutores, quien tengo entendido, que alguno de ellos, con los tantos sacrificios económicos se encuentra estudiando un doctorado, existiendo material legal, para poderle exigir al Fiscal General del Estado obre en consecuencia, pero con la tremenda disciplina que tiene este reducido cuerpo de resolutores, siguen esperanzados a que se les voltee a ver y se les haga justicia, con sus respectivos sueldos y nombramientos, agregando que algunos de ellos tienen como antigüedad, aguantando todo lo anterior, entre 16, 14, 12 y 7 años laborando con tan pobre sueldo, aceptando las responsabilidad que conlleva firmar diligencias como Agentes del Ministerio Publico, sin tener nombramientos para ello, pero eran exigencias de titulares de la procuraduría, hoy Fiscalía General del Estado.

Hoy se cumple un poco más de dos años, de las manifestaciones en las cuales se pronunciaron en el año 2017, los Peritos de la Fiscalía General del Estado, quienes bajo protesta seguían laborando, hasta que fueron escuchados en el palacio de Gobierno para su merecido aumento y homologación de sueldo, ¿que acaso esperan que el cuerpo de resolutores de la zona norte, centro y sur del Estado se manifiesten, para ser escuchados? –claro que no, me dijeron los resolutores, ya que me hicieron saber, que ellos con su trabajo y labor, esperan ser vistos y escuchados, lo que me causa gran admiración y respeto, sintiendo por momentos que cae en una ingenuidad de su parte a pesar de que cuentan con sus elevados estudios y conocimientos, pero les hice saber, que no es posible que el suscrito me quede callado a tanta discriminación e indiferencia, es por ello que les pedí autorización, con la finalidad de publicar todo lo anterior, con la ferviente esperanza que por este medio impere la justicia, que la verdad es una ironía que las personas que son abogados, servidores público, (resolutores) no hagan valer sus derecho laborales, ya que son muy pasivos en no instaurar un procedimiento legal, que a toda luces se encuentra ganado, porque ante una verdad, impera la injusticia; ¿Qué ironía, quien representa la procuración de justicia, como lo es el Fiscal General del Estado, quien viene de ser titular de los derechos humanos, no conceda justicia a su propios subordinados, con tan merecido aumento laboral y los nombramientos, que ante tal negativa no existe justificación?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí