México.- Manuel González, secretario general de Gobierno de Nuevo León, informó que actualmente se analiza la posibilidad de cerrar el penal del Topo Chico. Los reos serían reubicados en los penales de Cadereyta y Apodaca.

Durante su comparecencia ante diputados por el Tercer Informe de Gobierno, señaló que como parte de la estrategia de seguridad, se planea la creación de 350 celdas adicionales en cada penal, las cuales albergarían a los internos del Topo Chico, que planean cerrar definitivamente.

Añadió que la inversión necesaria para esto sería de mil 900 millones de pesos, de los cuales 900 corresponden a ahorros generados por el estado, mientras que lo demás sería aportado por la Federación.

Sobre el plan, Julia Espinosa de los Monteros, diputada por Morena, señaló que con esta medida se podría tener un mejor control sobre los penales en funcionamiento en el estado.

“Con eso (las celdas adicionales) pensamos nosotros liberar y cerrar totalmente el penal del Topo Chico, un penal que tiene 80 años sirviendo, que dejó de ser eficaz y dejó de ser el lugar en el que podamos lograr la reinserción de los reos”, aseguró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here