Ciudad de México.-“A Samir Flores lo mataron por su lucha en contra de la termoeléctrica en La Huesca, en Morelos, y por su activismo en contra de la próxima consulta para avalar la obra”, acusó Jaime Domínguez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

“Al compañero lo mataron por su lucha, por estar defendiendo el territorio, por ir en contra de la consulta amañada, que viene con todo”, enfatizó el activista, entrevistado por Pascal Beltrán del Río, para Imagen.

Acusó que “hay uso de recurso, todo lo que da, desplegados volantes, gente pagada para que vayan a votar, en esta consulta ilegal, que no tiene validez, es impuesta y lo único que viene a hacer es dividir a nuestras comunidades”, remarcó.

Domínguez señaló que justo ayer el activista se reunió con Hugo Erick Flores, el “superdelegado” federal en Morelos, a quien Samir Flores, “le expuso su rechazo a la obra en La Huesca”, y hoy, “es asesinado, lo que se nos hace muy raro”.

Agregó que “incluso el presidente lo descalificó el 10 de febrero cuando vino y se dieron protestas de la izquierda radicar conservadora”.

Jaime Domínguez señaló que el asesinato de Samir Flores, uno de los opositores al Proyecto Integral Morelos, registrado esta mañana afuera de su casa, ubicada en el poblado de Amilcingo, municipio de Temoac, “es un golpe para el movimiento en contra de la termoeléctrica” y exigió que la Fiscalía General atraiga la investigación.

El activista indígena ya había sido amenazado previamente, e «incluso golpeado», dijo.

Con información de Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here