Culiacán, Sin.- Pacientes y trabajadores del Hospital General de Culiacán viven «un infierno», al no funcionar el sistema de aire acondicionado del nosocomio.
Padres de niños internados denunciaron a Café Negro Portal que el nosocomio se convirtió prácticamente en un «sauna», al no servir los aires acondicionados.
Aseguraron que esta situación pone en peligro la vida de los pacientes, sobre todo los más pequeños, que se encuentra en el el área de Urgencias Pediátricas.
Para aminorar el fuerte calor que se registra en el hospital, familiares se ven en la necesidad de llevar abanicos.
Solicitaron a las autoridades de este hospital y al secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, atender esta problemática lo antes posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here