Culiacán, Sin.- Para la anécdota, uno no puede más que levantar la ceja y hasta quedarse incrédulo ante el llamado del PRI “a la movilización”, dicen “el campo está en peligro” “qué hay que defenderlo y restaurar el presupuesto” al criticar la propuesta de hecha para la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) para el ejercicio fiscal 2019 por la cantidad de 57 mil millones de pesos, qué reduce en 26.1% la del presupuesto para este 2018.
Este número aparentemente escandaloso, se explica si revisamos bien, porque esos es lo que no dicen, eso no les interesa comentar ni les intereso en su momento. Lo que no dicen, lo que no denunciaron, es el manejo que tuvo la SAGARPA durante el tiempo que malgobernaron a este país, basta con comentar que en 2016 tuvieron un subejercicio, es decir, dinero que no utilizaron ni destinaron a los pequeños productores por 9 mil 892.7 millones y para el año 2017 uno por 6 mil134.8 millones de pesos, dicho subejercicio se concentró, básicamente, en los principales programas Sujetos a Reglas de Operación: por ejemplo el “Programa de Fomento a la Agricultura”, en el que se dejaron sin ejercer 2 mil 817.3 millones de pesos; y el “Programa de Apoyos a Pequeños Productores” en el que no se erogaron un mil 441.5 millones de pesos.
Los que hoy se rasgan las vestiduras, hicieron costumbre el desvío de miles de millones de pesos, para este 2018 se habla de al menos, 3500 millones que nunca llegaron a manos de campesinos o pescadores, ya que se emplearon nuevos y distintos mecanismos para desviarlos, como falsificación, clonación de documentos y hasta de huellas digitales, incluso, en SAGARPA llegaron a pagar 220 millones de pesos por estudios que fueron copiados de monografias . com y Wikipedia, los sueldos estratosféricos de los funcionarios, lo inaccesible de los apoyos para la mayoría de los productores y los subjercicios de SAGARPA durante la última década; llevaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador a extinguirla para transformarla, el cambio de nombre, también incluye un cambio de prácticas y de enfoque para promover la soberanía alimentaria y el desarrollo en el campo. No lo quieren creer.
Sin olvidar que será el Congreso de la Unión el que tenga la última palabra en el presupuesto 2019, es importante puntualizar lo siguiente e informar a los sinaloenses:
Gran cantidad de los recursos que se redujeron, se reasignaron a otras Secretarías porque son básicos para regresarle al campo, al medio rural, mejores condiciones de vida: estos recursos se verán reflejados en becas, en pensiones, en acceso a la salud y en obras, para favorecer la mejora de vida de quienes ahí vivimos.
Un elemento que debemos informarle a los ciudadanos es que el Presupuesto 2019 aumenta el monto para los sectores productivos de la pequeña y mediana agricultura, es un cambio de enfoque fundamental y que se le prometió a los electores, no más apoyos absurdos a los coyotes, acopiadores y grandes empresarios agrícolas, ahora va para terminar con el desastre en el que nos metieron, los malos gobiernos, la propuesta actual incluye:
1.-Producción para el Bienestar, 9 mil millones de pesos. Acciones concretas que darán pie a recuperar la capacidad productiva de agricultores, ganaderos, acuacultores y pescadores con el fin de impulsar nuevas oportunidades de desarrollo.
2.- Fertilizantes para los pequeños productores 1 mil millones de pesos.
3.-Precios de Garantía: 6 mil millones de pesos;
4.- Apoyos a Comercialización: 4.5 mil millones de pesos
5.- Sembrando Vida: 15 mil millones de pesos, programa clave y necesario para arraigar a los pobladores del campo a su tierra, a sus lugares de origen, que la migración sea opcional y no por necesidad, por lo que con ese sólo proyecto que se estima la creación de unos 400,000 empleos para el campo. Este proyecto consiste en sembrar 1 millón de hectáreas de árboles frutales y maderables, lo que permitiría mejorar el medio ambiente.
A partir de estos objetivos, se despliegan diez líneas de acción, entre ellas democratizar el acceso al financiamiento, fortalecer y profundizar la atención al pequeño sector, transformar la banca de desarrollo rural, coordinación con las dependencias que ofrecen incentivos y subsidios a la población rural que desarrolla actividades agropecuarias, multianualidad en la asignación presupuestal de programas, evitar la discrecionalidad en la asignación de recursos e impulsar y apoyar la formación de un sistema nacional de sociedades cooperativas de ahorro y préstamo.
Cabe señalar que el presupuesto aprobado se ejercerá principalmente para el Programa de Fomento a la Agricultura, se contará con diversos componentes que tienen el propósito beneficiar principalmente a los productores de los estratos de autoconsumo y transición inscritos en los padrones del programa; así como el Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria que tiene como finalidad contribuir a incrementar la productividad y competitividad del sector, mediante el acceso al crédito en mejores condiciones; entre otros.
SE PRETENDE HACER MÁS CON MENOS, Usarlo eficientemente y garantizar que los recursos lleguen al pequeño productor con asesoría técnica y seguimiento todo el año.
Este presupuesto pone en el centro, a quienes más lo necesitan. EN MORENA DECIMOS, SI A LA MEJORA EN EL PRESUPUESTO AL CAMPO EN EL CONGRESO DE LA UNIÓN, quienes somos productores y vivimos en el campo, sabemos que hace falta muchísimo recurso y siempre pugnaremos porque haya más para impulsar el desarrollo rural sustentable.
SI QUEREMOS QUE HAYA MÁS RECURSOS PERO NUNCA MÁS DESTINADOS A LOS DE SIEMPRE:
NUNCA MÁS destinados a los que hicieron de la defensa del campo su negocio, traicionándolo y lucrando con los apoyos.
NUNCA MÁS para los grandes acopiadores ni para los intermediarios canallas, que andan asustados porque ahora, el presupuesto tendrá sentido social, los pequeños productores y sus familias, se lo merecen.
Queremos que el campo, sea de nueva cuenta reto y oportunidad. Por el bien de todos, PRIMERO LOS POBRES.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here