Ciudad de México.- Las investigaciones sobre el caso Odebrecht se han extendido a los viajes y movimientos financieros en el extranjero de funcionarios probablemente implicados.

Antes de concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, la entonces Procuraduría General de la República solicitó al Instituto Nacional de Migración registrar las entradas y salidas de funcionarios de la compañía brasileña.

Tras recibir información financiera procedente de Suiza el pasado 7 de enero, la Fiscalía General de la República solicitó al Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), indagar la red de vínculos respecto a transferencias, depósitos y personas involucradas en los hechos investigados.

Se prevé que lo hallado sea entregado la próxima semana, en tanto que el fiscal Alejandro Gertz Manero puso al tanto de los nuevos acontecimientos al subprocurador Especializado en Investigación de Delitos Federales, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez.

En México como Brasil se dieron a conocer investigaciones periodísticas según las cuales tres ejecutivos de Odebrecht dijeron que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, recibió 10 millones de dólares, en dos pagos, a cambio de ser beneficiados con la adjudicación de contratos relacionados con la refinería de Tula“, señala la FGR en un comunicado.

Cabe destacar que a finales de enero pasado, un juez de distrito de la Ciudad de México, concedió una suspensión definitiva para que el INAI no proporcione información sobre el caso Odebrecht.

Con información de López-Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here