Ciudad de México.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló irregularidades por 159 millones 641 mil 100 pesos en dos componentes del Programa de Apoyo a Pequeños Productores.

El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 reconoce que el campo es un sector estratégico para reducir la pobreza e incidir sobre el desarrollo regional, por lo que debe impulsarse la productividad para garantizar la seguridad alimentaria.

Este programa consiste en apoyar a pequeños productores con servicios de extensión, innovación y capacitación para incrementar la producción de alimentos y fortalecer el desarrollo comunitario en las zonas rurales.

Sin embargo, en el componente “Arráigate Joven-Impulso Emprendedor” el órgano fiscalizador detectó anomalías por 37 millones 247 mil 500 pesos.

En otra auditoría, la ASF fiscalizó el Programa de Apoyo a Pequeños Productores en su componente “Extensionismo, Desarrollo de Capacidades y Asociatividad Productiva”, en el cual hay pagos sin determinar su destino por 122 millones 393 mil 600 pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí