Ciudad de México.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló irregularidades por 159 millones 641 mil 100 pesos en dos componentes del Programa de Apoyo a Pequeños Productores.

El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 reconoce que el campo es un sector estratégico para reducir la pobreza e incidir sobre el desarrollo regional, por lo que debe impulsarse la productividad para garantizar la seguridad alimentaria.

Este programa consiste en apoyar a pequeños productores con servicios de extensión, innovación y capacitación para incrementar la producción de alimentos y fortalecer el desarrollo comunitario en las zonas rurales.

Sin embargo, en el componente “Arráigate Joven-Impulso Emprendedor” el órgano fiscalizador detectó anomalías por 37 millones 247 mil 500 pesos.

En otra auditoría, la ASF fiscalizó el Programa de Apoyo a Pequeños Productores en su componente “Extensionismo, Desarrollo de Capacidades y Asociatividad Productiva”, en el cual hay pagos sin determinar su destino por 122 millones 393 mil 600 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here