Ciudad de México.-La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha dejado de comprar gas natural a Petróleos Mexicanos (Pemex) pues el 92.8 por ciento de la molécula que consume para la generación de energía es importada principalmente desde Estados Unidos en forma directa.

Hasta ahora, la empresa ha seguido una estrategia de negocios que busca reducir sus costos de operación al dejar de utilizar combustibles costosos y sustituirlos por gas, que actualmente es 74 por ciento más barato que el combustóleo y ocho veces menor que el diesel.

De acuerdo con el director general de la empresa, Jaime Hernández, para este proyecto se impulsó la construcción de 25 gasoductos, de los cuales 16 ya se encuentran en operación, y con ellos la CFE ha comenzado a abastecer sus centrales de generación, al tiempo que también comercializa este combustible con terceros.

Esto “se realiza a través de las empresas filiales CFE Internacional y CFEnergía. La primera de ellas se ocupa de comercializar combustibles en Estados Unidos. Particularmente, trasporta gas natural desde el sur de ese país hasta la frontera con el territorio mexicano, a través de los gasoductos impulsados por la empresa”.

«En ese punto, CFE Internacional entrega el gas natural, que ha sido producido a los precios más competitivos a nivel mundial, a CFEnergía, filial que se encarga de distribuir este combustible a lo largo de todo el país”.

Según datos de la CFE proporcionados a Excélsior, entre enero y agosto de este año, la empresa demandó un promedio de 2.31 mil millones de pies cúbicos diarios de gas natural. De este total, el 82 por ciento del gas natural, equivalente a 1.85 mil millones de pies cúbicos por día, que es comercializado por CFEnergía es suministrado por CFE Internacional, mientras que IEnova provee el 10.8 por ciento.

Sin embargo, Petróleos Mexicanos que antes era el único que suministraba los combustibles a la empresa, ahora sólo lo abastece en un 7.2 por ciento, un porcentaje mínimo que podría reducirse aún más con la entrada en operación del resto de los proyectos que aún están pendientes.

«Con los nuevos gasoductos, la CFE ha logrado diversificar las fuentes por las que sus propias centrales, y la industria mexicana, adquieren gas natural, mejorando las condiciones de suministro de este combustible, fundamental para la generación eléctrica y para los procesos productivos”.

Con información de Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here