La última pasión de Anaya y Porfirio

0
127
Por: Eduardo Sánchez…
Caza controversias. La demagogia se derrumba irremediablemente ante las matemáticas. No hay poder más grande que los números que no callan ni ocultan nada cuando son los reales. Ellos no son capaces de callarse. De ocultarse. Reviven en su majestuosa esencia. Su destino es develar la realidad. Facilitarla.  Son controversiales sin duda. Y no debe haber tricolores, ni morenos, ni azules. Deben ser universales. Corresponder al entorno. ¿Quién entonces será capaz de mostrarnos la verdadera numerología que dibuje la radiografía del país, su seguridad y su economía?. Las respuestas podrían surgir en la próxima elección del 2021. Sabremos si el pueblo sigue embelesado con las cuentas de hoy o ya les otorgó un epopéyico perdón a los partidos de antes…
Carcoma y jeroglífico. Si se la sabe, pero más por viejo que por diablo.  Pero de ahí que logre hacer de Morena un partido decente, organizado, responsable y leal, como propone, hay y habría mucho trecho por la intensidad de las disputas y las resistencias tribales que no le dan vista para nada mejor que lo que logró el PRD. Es un jeroglífico que parece no tener mayor significado que formar la camarilla transformista de la 4T post López-obradorista. Porfirio Muñoz Ledo mueve su enorme y personal estructura de dinosaurio e intenta mostrarse como la opción para planear la subsistencia de Morena, pero no lo es. No sabe que se mantiene aplastado por la línea de Mario Delgado, el dueño de la bendición de AMLO y el vocero de la anticipada cargada del canciller Marcelo Ebrard que quiere caminar sin problemas a Palacio Nacional…

La última pasión. Mira nomás. Después de haber quedado como el caballo blanco de José Alfredo Jiménez, Ricardo Anaya regresa a la vida política de México. La devastadora arremetida que sufrió en la contienda presidencial del 2018 prácticamente lo noqueó. Hoy vuelve debido al desastre económico, que dice, tiene el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. El güerito trae un mejor inglés, muy perfecto y espera que esta vez una tormenta de arena no vuelva a propinarle, como al ejército americano, una de sus peores derrotas militares al intentar aterrizar en el desierto de Tabas en 1980 en Irán. Entre sus afanes busca no confiarse para que no le torteen otra vez, como le pasó a los franceses contra el Ejército Mexicano en la Batalla del 5 de Mayo de 1862 en Puebla. Anaya, no hay duda, tiene ganas de saber qué más tranzas, dicen que hizo cuando las hizo y quizá no recuerda…

Murmuradores y dolidos. No nos duele hasta que la muerte nos toca la puerta, se asoma y pasa al hogar. Claro que de lejos no es dolor. No existe. La cuenta de los muertos por más que llegue a más de 74 mil resiste cualquier emoción y claro muchos análisis. En México se sigue viendo de lejos esa cifra macabra. No hay remedio. La estrategia de Hugo lópez Gatell es exitosa ante los ojos del primer mandatario del país. Si Andrés Manuel López Obrador lo aprueba también carga con los muertos y ni se diga con los miles de recuperados aunque lo hayan hecho en casa y bajo sus propios recursos económicos…

Revés político. Las contradicciones de Aurelia Leal traen de cabeza al Ayuntamiento de Guasave. Sus reacciones intestinales indigestan la administración municipal y la ponen al punto del “Tramafat”. Sí, el colapso financiero, pero sobre todo emocional está por presentarse ante la incapacidad y poca destreza operativa mostrada por el equipo de la Alcaldesa rejega que lo mismo pelea con Sirios que con Troyanos. Se le olvida que ya es autoridad y que la campaña terminó hace muchos meses. De seguir por ese camino, montada en el carrusel de los errores, malas cuentas dará a sus aliados de Morena…

Alboroto sinaloense. Consensuar escenarios fue una de las tareas que Mario Delgado traía al llegar a Sinaloa. Sus reuniones públicas fueron tan tranquilas y organizadas como las privadas. Todas las puertas las dejaría no solo abiertas sino hasta  desmontadas.  Su instrucción es sumar, lograr la unidad lejana.  Hay sobrados motivos para que los personajes políticos sinaloenses de Morena presentes en el encuentro con Mario Delgado en la entidad se regodeen. Desactivar los cañonazos carniceros, casi canibalescos, fue la primera intención. Los que se asomaron al anaquel público fueron la diputada local Graciela Domínguez Nava; los diputados federales Merary Villegas, Iván Ayala, Casimiro Zamora y Olegaria Carrazco Macías; los senadores Imelda Castro y Rubén Rocha Moya, y los alcaldes de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro y de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno. Su agenda todavía guarda muchas sorpresas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here