La verdadera causa

0
35

Dr. Antonio González González…

La verdad, dudo mucho que exista un sólo mexicano que no desee el bien para nuestra patria.
Pero también dudo que todos tengamos claridad de la manera como podemos asentar en el haber de la lucha pro México.
Muchas veces nos desgastamos peleando, como decía mi abuelo, contra el petate del muerto.
Cuando enfocamos nuestra lucha «contra» lo que sea, el esfuerzo es doble: inhibir las fuerzas restrictivas y fomentar las impulsoras, con el riesgo de gastar el total de nuestra energía contra lo que creemos inhibe nuestro avance.
Destruir es fácil, construir es lo difícil. Históricamente los seres humanos tendemos a devastar, aniquilar, arruinar, en las guerras se destruye en segundos, lo construido en décadas incluso en siglos.
La soberbia nos invita a tratar de vencer, desdeñando el convencer, olvidamos que es infinitamente más redituable sumar que restar, más satisfactorio edificar que derrumbar.
El balance del constante avance y retroceso, si bien al final, podría arrojar un saldo positivo, no es comparable si lográramos un avance gradual.
Las luchas entre mexicanos, las luchas sexenales, las luchas ideológicas, aceptando que dibujan un legítimo deseo de cambiar, al estar impregnadas del natural celo personal, no abona plenamente a la causa colectiva.
Luchar efectivamente por México, es lograr despersonalizarnos, para ubicarnos a la luz de los intereses y necesidades de la verdadera mayoría. No de la mayoría que grita, no de la mayoría que calla, sino de la mayoría conformada por la suma de todas las minorías y las mayorías.
No importa saber contra quien luchas, importa saber en favor de que luchas.
Luchemos juntos en favor de México, dejemos que cada quien lo haga a su manera, pero cuidemos todos que nos encaminamos hacia el objetivo supremo, que es justamenete el progreso nacional.
Dejar atrás nuestras guerrillas intestinas, es armonizar el clima organizacional, avizorar las convergencias, atemperar las divergencias y marchar hacia un mismo punto, que, visto desde los distintos ángulos de cada mexicano, no puede ser otro que la superación nacional y el progreso de cada mexicano.
Por un México digno y unido.
Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here