México cuenta con la infraestructura legal no sólo para proteger sino para dar valor agregado a los productos del campo mexicano, ante la modernización de los acuerdos comerciales con América del Norte y la Unión Europea, consideraron expertos del comercio internacional.
Al participar en el Segundo Congreso Nacional de Egresados de Comercio Internacional de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH), se destacó que mientras en México la propiedad intelectual que existe en el Producto Interno Bruto es de apenas el 6%, para los Estados Unidos de América oscila en el 33%, lo que se traduce en beneficios económicos no sólo para el gobierno sino para los productores de ese país.
Al hacer uso de la palabra el rector de la UACH, José Sergio Barrales Domínguez, consideró que los mercados tanto nacionales como internacionales son muy valiosos para generar desarrollo económico en las zonas Rurales más marginadas y recónditas de México, pero se requiere integrar elementos que permitan a los pequeños productores aprovechar las oportunidades de organización, tecnología, infraestructura, capacitación, conocimiento, valor agregado, sanidad, inocuidad, calidad logística, financiamiento, comercio digital e Innovación.
Durante el foro al que acudieron funcionarios públicos, del sector empresarial, dirigentes de partidos políticos y legisladores, así como académicos, se destacaron los logros obtenidos durante las negociaciones de los acuerdos comerciales con Estados Unidos y Canadá, así como con la Unión Europea, al asegurar que México cuanta con una gran riqueza y diversidad para producir de forma competitiva una gran gama de productos agroalimentarios.
Se destacó que México cuenta con una plataforma comercial que permite tener acceso preferencial en el mundo, por lo que es fundamental consolidar mercados tan importantes como son los de la Unión Europea, Centro y Sudamérica, así como de Asia, y la Península Arábiga, lo que significa grandes oportunidades para poder diversificar las exportaciones nacionales.
Asimismo consideraron que las leyes cono las de Propiedad Industrial, las Indicaciones Geográficas y las Denominaciones de Origen, son herramientas muy importantes y de apalancamiento para fortalecer la Industria del campo, por lo que se deben generar políticas, regulaciones y esquemas de desarrollo que vinculen a las autoridades, la academia, pero principalmente a los productores para que aprovechen esta carretera de oportunidades.
Consideraron necesario lograr un campo que le apueste a las mejoras en la tecnificación del este sector, de lo contrario advirtieron, aquella Industria que no le apuesta a la Innovación y no logre que esta sea un motor que detone las actividades comerciales, está destinada a que el campo se mantenga como está actualmente, con una gran porcentaje de subaprovechamiento.
“Las denominaciones de origen las indicaciones geográficas están diseñadas precisamente para darle un valor agregado a los productos y ese valor agregado tiene que ser aprovechado por los productores”,
Finalmente se destacó que después de 24 años de iniciado el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, México se encuentra en un proceso intensivo de modernización donde las leyes y las instituciones representan una serie de alternativas y nuevos escenarios, como para poder mejorar los sistemas y ofrecer a los usuarios alternativas de desarrollo.
No obstante, se requieren otras leyes como la de protección a expresiones de folklore para evitar que artículos de origen mexicano como los alebrijes que se comercializan en México y otros países, sean de fabricación china; además de una Ley para proteger el conocimiento tradicional ya que a pesar de que el país es el segundo lugar en las fórmulas herbolarias no cuanta con ninguna protección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here