Ciudad de México.- El América conquistó el título del Apertura 2018 al vencer al Cruz Azul 2-0en el partido de vuelta y se convirtió en el equipo con más ligas ganadas en la era profesional al sumar su estrella 13.

El partido comenzó con cambios en la alineación del América debido a las lesiones de Roger Martínez y Mateus Uribe, por lo que Oribe Peralta y Edson Álvarez vieron minutos como titulares.

El primer tiempo fue muy similar al partido de ida, donde ninguno de los dos equipos se animaba a arriesgar de más. Poco a poco el América encontró un mejor funcionamiento y se hizo de la pelota, pero nunca complicó a José de Jesús Corona; Cruz Azul, en tanto, no tenía claro a qué estaba jugando y abusó de pelotazos.

Ya en la segunda parte, Cruz Azul salió con más intención, los primeros minutos se hizo de la pelota, pero al igual que el América en la primera parte, era poco lo que inquietaba a la defensa.

Cuando la posesión era de La Máquina, América encontró la ansiada anotación. Primero, un disparo de Diego Lainez pasó por un lado de la portería de Corona, pero el portero, al sacar de meta, le dio el balón sin ventaja a Marcone, que fue presionado por Oribe Peralta, le sacó el balón y Edson Álvarez recibió el esférico para disparar fuera del área y abrir el marcador a los 50 minutos.

Minutos después, Corona se convirtió en héroe al ganar un mano a mano a Oribe Peralta que pudo sentenciar el encuentro a falta de casi todo el segundo tiempo.

Cruz Azul pisó el área de América al 56′ y Méndez se perdió el empate al no disparar nunca y permitir que Marchesín reaccionara y además comenzara a comerse segundos en el reloj.

El partido creció en emociones y Cruz Azul recordó un poco de lo que había mostrado todo el torneo, empezó a tocar la pelota e intentar ofender con disparos de media distancia, mientras que América cazaba, con sus hombres de ataque, un balón que lo dejara mano a mano y pudiera sentenciar el encuentro.

Jesús Corona fue factor al 65′ cuando Andrés Ibargüen se quitó a su marca y sacó disparo dentro del área, lo que obligó al vuelo del portero celeste y mandar el balón a tiro de esquina.

A medida que los minutos pasaron, Cruz Azul mostraba desesperación, pues no conseguía llegar a al área del América; los tiros de castigo se convirtieron en la mejor arma celeste ante su inoperancia, pero tampoco fueron contundentes.

Fue tanta la desesperación de la Máquina, que Gerardo Flores, en la banca, fue expulsado del partido. Finalmente, el América aprovechó los errores celestes y al 90′ Edson Álvarez hizo el segundo para liquidar el encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here