México.- Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), afirmó que los empresarios no ponen nerviosos al mercado, sino que al contrario, buscan serenarlo. Lo anterior luego de la caída de la Bolsa Mexicana de Valores y la depreciación del peso tras la decisión de cancelar el NAIM.

Al respecto, el empresario señaló que la incertidumbre de los mercados internacionales respecto a México no se la pueden achacar a los empresarios, pues está relacionada con las últimas decisiones tomadas.

“Nosotros no ponemos nervioso al mercado, sino que queremos que esté más sereno porque implica un alto costo, pues si nos equivocamos en las decisiones generamos desconfianza de los mercados internacionales”, explicó.

Castañón aseguró que la decisión de cancelar el NAIM no ofrende a los empresarios, sin embargo reiteró que el presidente electo debió basar su decisión en opiniones de expertos y en estudios técnicos.

Dijo que entre empresarios y expertos existe un consenso generalizado de que la consulta no fue transparente, además de que “es una decisión que tiene consecuencias negativas para el empleo y la competitividad en México”.

Sobre si los empresarios que participan en la obra actual participarán en el proyecto de Santa Lucía, mencionó que esa es una decisión que cada empresa debe tomar de acuerdo con la certidumbre que se les brinde.

Finalmente, señaló que pese a este desencuentro con el próximo gobierno, el diálogo continúa, como lo demuestran las conversaciones en temas como el apoyo a jóvenes o en materia energética.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here