Cuatro Caminos una vez más es la sede de reunión de productores agrícolas. Hay variantes en la protesta, aquí se pueden observar a integrantes del sector privado y social juntos, como pocas veces ocurre en las manifestaciones. Aquí los gritos de desfogue como: “No le bajen c….nes”, que reflejan el coraje, se alcanzaron a escuchar.

Claxon abierto de los traileros al momento de quitar el bloqueo, seguido de gritos de: “Este pinche gobierno así entiende”, seguido de las exclamaciones de aceptación de los productores maiceros que llegaron desde temprana hora.

Muchos sombreros y también mujeres que se han sumado a los liderazgos.

Aquí se observan a los ‘lopezobradoristas’ que apoyaron la campaña del hoy presidente de la república, quienes se lamentan que no esté cumpliendo lo que les prometió en sus discursos.

José Rosario Rodríguez Armenta, comisariado ejidal de El Tajito, un hombre de liderazgo de izquierda de los de antes, lo acepta. Dice que él escucho al presidente de la república hablar de los precios de garantía y que hoy, a casi cinco meses de gobierno, los productores están sufriendo lo mismo de siempre.

Cuatro Caminos ha sido sede de grandes protestas, de liderazgos como el del extinto Saúl Rubio Ayala, quien fuera asesinado muy cerca de este lugar en donde se realiza la manifestación. De hecho son varios los que aún recuerdan aquel grito de “Estamos hasta la chingada”, pronunciando días antes de su ejecución.

Por aquí se han visto dirigentes que siguen en las protestas, como Alejandroo Cervantes, quien hoy estuvo en la movilización de la capital del estado o a Ricardo Armenta, quien también ha sido cabeza de manifestaciones de agricultores contra gobiernos priistas, panistas y hoy contra la izquierda que ha llegado al poder.

Aquí en Cuatro Caminos hubo momentos para todos, hasta para las analogías, como cuando salió la rata desde las coladeras de la caseta de peaje y empezaron los gritos de “¡esos son los industriales, empiezan a salir¡, ¡Agárrenla, son los que nos tienen en la lona!”.

La rata se escapó, pero los productores esperan que su esperanza no se les fugue como el roedor que la libró, pues ellos esperan que sus protestas les haga conseguir los $4 mil 500 por tonelada de maíz.

Esta historia continuará….

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí