Culiacán, Sin.- Diputados criticaron la falta de actuación de las autoridades, tanto de Seguridad como Educación, en el caso de la maestra del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa que aun cuando tenían conocimiento de las amenazas de los que era objeto no hicieron nada al respecto.

En tribuna, el diputado de Morena, Mario Rafael González Sánchez, responsabilizó a los directivos del Cobaes de que no hayan atendido la solicitud de la docente para que la cambiaran de plantel y la falta de prevención a este caso por parte de la Secretaria de Seguridad Pública.

“Estoy indignado en el momento de saber que Seguridad Pública no hizo nada, que el Cobaes y los directivos no hicieron nada, que el secretario de Seguridad Pública no hizo nada”, acusó.

Por su parte, la diputada Alma Rosa Garzón dijo que el asesinato de la maestra de Cobaes no es un caso aislado ya que su homicidio se suma a los 111 feminicidios que en los últimos dos años se han registrado en Sinaloa.

La legisladora de Morena señaló que la docente había puesto sobre aviso a sus superiores jerárquicos cinco meses atrás sobre las amenazas que enfrentaba, sin embargo, no hicieron nada al respecto, así como tampoco la Fiscalía General de Justicia.

“Que expliquen a la Fiscalía General su nula actuación, pero también es cierto que esas omisiones evidencian el incumplimiento de las normas y el fracaso de las políticas ordenadas, particularmente en materia de prevención”, expresó.

La diputada del Partido Sinaloense, Angélica Díaz de Cuén, como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, señaló en tribuna que es el momento de revisarse los resultados de la declaratoria de la Alerta de Género en todos los sentidos.

Añadió que a pesar de la participación de los legisladores en Mesas de Armonización y de la Alerta de Género, emitida ya en Sinaloa, aún falta mucho por hacer en estos temas, que desde la trinchera como legisladores corresponde impulsar, para mejorar la situación de las mujeres y de todas las víctimas de la Violencia en Sinaloa.

La maestra del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa salió de su casa el pasado primero de noviembre, dirigiéndose hacia su trabajo en el plantel 28 de Villa Adolfo López Mateos, El Tamarindo, y desde ese momento ya no se supo nada de ella, hasta el día de ayer que apareció muerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here