Ciudad de México.- La Cámara de Diputados acatará la suspensión de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, pero aplicará literalmente el artículo 127 constitucional y reducirá por debajo del sueldodel presidente el salario de ministros, magistrados y jueces, así como consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) que hayan sido designados después de la entrada en vigor de dicha disposición, en agosto de 2009.

El coordinador de la mayoría parlamentaria de Morena en la Cámara Baja, Mario Delgado, y el legislador Pablo Gómez, rechazaron sin embargo, la existencia de un conflicto con el Poder Judicial.

“Estamos seguros que los ministros, que son los primeros obligados a cumplir la Constitución, se van a apegar al tercero transitorio (de la reforma al artículo 27 constitucional) y ningún ministro electo después de 2010 puede ganar por encima de lo que gana el presidente de la República”, puntualizó.

Luego de que los juzgadores de la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito denunciaron una intromisión contra el Poder Judicial y calificaron como falsa la afirmación de que sus remuneraciones superen los 600 mil pesos mensuales, Delgado sostuvo que “no hay disputa con la Corte; la Corte tiene su función constitucional y el Legislativo la nuestra. Donde sí hay disputa es con los partidos que promovieron esta acción de inconstitucionalidad, con el PAN, con el PRI, con el PRD y Movimiento Ciudadano, que ellos están por la defensa de los excesos, de los privilegios, del despilfarro de la alta burocracia, de los salarios millonarios, ahí sí hay disputa”.

Delgado y Gómez señalaron en conferencia de prensa que la suspensión de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos no modifica la situación ni afecta la vigencia de la reforma al artículo 127de la Constitución Política publicada en 2009 y que impide a cualquier servidor público recibir una remuneración superior a la del Presidente de la República.

Detallaron que el artículo tercero transitorio de la reforma estableció que los ministros del Poder Judicial de la Federación en funciones en aquel momento mantendrían su sueldo hasta concluir sus encargos, mientras que los designados desde 2010 obtendrían remuneraciones inferiores a las deltitular del Ejecutivo.

“Estamos seguros que los ministros, que son los primeros obligados en respetar la Constitución, se van a apegar al Tercero Transitorio, y ningún ministro electo después del 2010 puede ganar por encima de lo que gana el Presidente de la República, por eso vamos a acatar lo que nos dice el ministro Pérez Dayán, que no había necesidad que nos dijera que tenemos que acatar el Tercero Transitorio, porque el Tercero Transitorio está vigente”, aseveró Delgado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here