Mazatlán: la burocracia del “Químico” Benítez agandalla cobros de playas

0
65

Por: Eduardo Sánchez…

La administración de las playas de Mazatlán no solo está bajo la sospecha administrativa del caos, sino carga con un duro aparato burocrático en el que se llegó a gastar en enero más de 310 mil pesos mensuales solo en nómina 

Mazatlán, ay mi Mazatlán
Perlita escondida entre los encantos
Del agua del mar azul
Mazatlán, Mazatlán
En tus playas con pasión me enamoré 

Canción Mike Laure

Es la burocracia bajo la ilusión de la luz del día que agandalla los recursos que se captan por el uso del suelo de las playas. Y nada mejor para “sombrear” la corrupción que las palmeras borrachas de sol en la perlita escondida del Pacífico. El escándalo es mayúsculo: Mazatlán y sus playas se administran con recursos públicos que están bajo la mira de quienes creen que el negocio “administrativo” no está favoreciendo al pueblo. Que están ahora se ubican en la lupa de la verdadera 4T.

Jorqe Olegario Contreras Nuñez Director Operadora y Administradora de Playas Mazatlán.

El historial.com 

Fue un foco de atracción de problemas desde su arribo como Secretario de la Presidencia al inicio de la administración de Luis Guillermo Benítez Torres. Jorqe Olegario Contreras Núñez tras su paso efímero en la Dirección de Comunicación Social heredó una denuncia ante la Vicefiscalía General de la zona sur de Sinaloa en contra de él y varios funcionarios municipales, por violentar el derecho a la libertad de expresión de parte de una columnista y periodista independiente de Mazatlán.

La acusación fue por agresiones y acciones intimidatorias. “Quiero comentar que me siento acosada e intimidada por el tono amenazante que ha hecho sobre mí el director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Mazatlán, Jorge Olegario Contreras Núñez, a raíz de la publicación de la columna del día de ayer”, escribiría la periodista en su cuenta de Facebook.

La salida fue sencilla. Se instalaba en la Operadora y Administradora de Playas Mazatlán por decisión de Químico Benítez y desde entonces la imagen de esa paramunicipal se desplomaba y la duda sobre sus manejos se volvía una certidumbre.

Nómina de enero 2020.

Operadora de Playas  

El objetivo era claro: “Posicionar a Mazatlán como un importante destino a nivel nacional e internacional con la oferta de una mejor condición de la bahía”. 

Operadora y Administradora de Playas nació de manera oficial en mayo del 2018 como una paramunicipal bajo el mando del empresario hotelero Lance Taylor Vient Alcaraz, y con la Dirección Operativa de Rogelio Olivas Osuna y un recurso de 4 millones y medio, producto de la recaudación por pago de derecho de uso de zona federal.

Las sospechas por el manejo del organismo y sus recursos ahora se intensifican y las solicitudes de información ante los sistemas garantes de la transparencia lo confirman. Surgen las dudas por los cobros por el uso de zona federal, la administración por la certificación y mantenimiento de la bahía, así como el desarrollo sustentable de playas en colaboración con Codesin, Servicios Públicos y el Comité de playas limpias.

Nómina de febrero 2020.

La máquina burocrática 

Las inconformidades surgieron además por el aparente despilfarro que se hace de los recursos públicos en pago de empleados vips. La nómina alcanzó en uno de los periodos de este año la suma de más de 326 mil pesos mensuales con jugosos sueldos para su aparato de ejecución.

En el mes de enero los ajustes en la Operadora y Administradora de Playas Mazatlán no cuajaban y había dos directores, uno general y otro adjunto y una nómina superior a los 310 mil pesos. Jorge Olegario Contreras y Rogelio Olivas no compartían el poder, pero sí el pago.

El primero como director general sin embargo ganaba un sueldo bruto de 40 mil 800 pesos, mientras el segundo como director “adjunto” devengaba 52 mil 700 pesos de acuerdo a la documentación oficial entregada por la paramunicipal a una solicitud de información pública.

En ese tiempo 15 personas acuerpaban la relación de trabajadores de la Operadora. Para febrero emparejaron los sueldos de ambos directores en 49 mil 300 pesos y les aumentaron a otros para inflar la nómina hasta 326 mil 621 pesos. En marzo sale el último pago para Rogelio Osuna con su quincena de 25 mil pesos.

En abril el personal se ajusta a 12 trabajadores y ya operan a sus anchas los gerentes de sustentabilidad y de mercadotecnia, así como los encargados de acceso a la información y comunicación, todos con sueldos brutos por los 30 mil pesos.

Los meses pasan y la intención primera de fortalecer al equipo de oficina se concreta y para octubre sobreviven solo 9 empleados, de los cuales 6 reciben un pago por encima de los 20 mil pesos y tres por debajo de los 10 mil.

Los que menos ganan son el supervisor de playas y los dos auxiliares. Los resultados reales de la Operadora se siguen esperando en la playa como los restos de un naufragio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here