Tijuana.-Integrantes de la segunda caravana de migrantes centroamericanos consideran injustas las acusaciones por parte de vecinos de Tijuana, Baja California, quienes los consideran criminales, por lo que piden una oportunidad para permanecer en la ciudad fronteriza, a la espera su eventual ingreso a Estados Unidos

Roger, miembro de la caravana y quien salió esta mañana de la Ciudad de México rumbo a Querétaro, dijo sentir una gran preocupación no sólo por él, también por los niños que viajan en el éxodo: “creo que es injusto, todos merecemos una oportunidad para crecer con nuestras familias, sin importar el lugar del mundo en el que estemos”.

Para Sidzayana, los caravaneros no son delincuentes, pues en el contingente hay familias enteras, muchas con parientes en la Unión Americana, como ella, quien viaja con su hija para reencontrarse con su esposo en California.

“Es injusto que por unos paguemos todos, si venimos juntos es porque así evitamos peligros pero si no se hubiera formado la caravana de todos modos siempre hay migrantes, esa es una realidad, la única diferencia es que ahora somos más visibles”, afirmó la joven de 24 años de edad.

Para Alvin, la reacción de los tijuanense es normal, pero señaló que seguirán su camino como hasta ahora: “estamos muy agradecidos con los mexicanos, esperábamos enfrentamiento con los gringos pero no con los mexicanos, hasta ahora se han portado muy bien con nosotros”.

Hasta ahora, los dirigentes de la segunda caravana de la organización Pueblo Sin Fronteras aseguran que seguirán en la misma ruta; es decir, por Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora, y Baja California aunque con mayor precaución y unión de los contingentes ante la amenaza de ser deportados por el Instituto Nacional de Migración (INM)

Con información de MVS Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here