Estados Unidos.- Una migrante mexicana embarazada se refugió en una iglesia en Chicago luego de recibir una orden de deportación que le exige salir de Estados Unidos a más tardar el jueves.

Adilene Adam Marquina, quien tiene ocho meses de embarazo y otros tres hijos, se resguardó en el centro religioso Misión Fe Vida Y Esperanza, luego de que fuera rechazada su petición de asilo.

“No puedo viajar, no puedo perder a mi hija. Tengo un embarazo de alto riesgo, no quiero perder a uno de mis hijos”, manifestó Adilene, además de asegurar que no tiene ningún antecedente penal y que nunca ha estado presa.

“Mi único delito fue entrar ilegal a este país… Yo lo único que quiero es un futuro mejor para mis hijos”, expresó.

Marquina llegó a Estados Unidos en 2015, buscando asilo para evadir a una organización criminal que quería extorsionarla.

El reverendo José Landaverde, líder religioso y defensor de los migrantes en Chicago, sostuvo que la mexicana tiene una petición legítima y seguirá luchando por su caso.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos tiene la política de no detener a personas en lugares de oración; sin embargo, Adilene tuvo que dejar su refugio para ir al hospital.

Con información de Univisión y WBEZ / López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here