Guatemala.- Una migrante guatemalteca, identificada como Yazmín Juárez, exigió al gobierno de los Estados Unidos una indemnización de 60 millones de dólares por la muerte de su hija de 21 meses de edad, tras presuntamente enfermar en uno de los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Por medio de un comunicado, Stanton Jones, abogado de la migrante demandante, dejó en claro que el gobierno estadounidense “tenía el deber de proveer a esta niña pequeña de seguridad, condiciones sanitarias y cuidado médico apropiado, pero no lo hizo, lo que resultó en consecuencias trágicas”. Recalcó que el ICE brindó una atención médica deficiente.

Juárez y su hija, de nombre Mariee, habían cruzado la frontera con Estados Unidos de forma ilegal, pero fueron detenidas y trasladadas al centro de Dilley, en Texas. Según la madre, la menor había ingresado sana.

Fue hasta 20 días después que a Mariee le fue diagnosticada una infección respiratoria de gravedad, con padecimientos como fiebre superior a 38 grados, tos, congestión, diarrea y vómitos.

Tras ser puestas en libertad, la niña fue dada de alta pese a los síntomas y dado el visto bueno para que viajaran a Nueva Jersey, donde reside la madre guatemalteca.

Finalmente, la niña murió el pasado 10 de mayo en un hospital infantil de Filadelfia.

Con información de EFE y MVS Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here