Hungría.- Miles de personas se manifestaron este sábado en Budapest contra el primer ministronacionalista conservador, Viktor Orban, en el marco de un movimiento que se desencadenó por la adopción en diciembre de una ley de flexibilización laboral, según periodistas de la AFP.

Organizada por el conjunto de los partidos de la oposición y los sindicatos, así como por organizaciones no gubernamentales, la manifestación congregó a cerca de 6 mil personas frente al Parlamento, entre ellos húngaros expatriados.

Esta cifra está claramente por debajo de las expectativas de los organizadores, que esperaban movilizar a varias decenas de miles de personas para reactivar el movimiento después de las vacaciones. Antes de Navidad, el movimiento había logrado organizar diez días de manifestaciones, algunas de las cuales estuvieron marcadas por la violencia.

Las protestas estallaron tras la adopción a mediados de diciembre de una ley en virtud de la cual los empresarios podrán pedir a sus empleados efectuar hasta 400 horas extras por año, es decir dos meses de trabajo, pagables en un plazo de tres años.

La oposición reclama, además, la supresión de una reciente reforma de justicia que amenaza con reducir la independencia de los magistrados. También pidió más libertad para los medios de comunicación públicos, en un país regularmente criticado por violar el Estado de derecho.

“Queremos un verdadero cambio de régimen, no estamos en contra del gobierno sino en contra del conjunto del sistema”, afirmó el sábado el representante del partido liberal DK (oposición), Csaba Molnár.

Orban, quien fue reelegido para un tercer mandato consecutivo en abril, es un admirador del presidente ruso Vladímir Putin. Desde que regresó al poder, implementó reformas para instaurar una “democracia liberal”, pese a las críticas de la Unión Europea (UE).

Con información de AFP y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here