Los Mochis, Sin.- Una verdadera tragedia ocurrió la tarde de este viernes, cuando las lluvias provocadas por la tormenta «IVO», ocasionara inundaciones en algunas viviendas del municipio de Ahome y estas a su vez provocaran fallas con el servicio de energía eléctrica.

Fue en el ejido 20 de noviembre nuevo, donde un niño de tan solo 7 años de edad, abrió un refrigerador mojado sufriendo al momento la descarga eléctrica.

Al darse cuenta los familiares del menor, lo trasladaron en un carro particular al hospital general a que recibiera atención médica.

Por desgracia, el niño ya no contaba con signos vitales al momento de llegar al nosocomio, pues al parecer había sufrido un paro cardíaco al momento de electrocutarse.

La pequeña víctima fue identificada como Heriberto “N”, de siete años de edad pero que en el próximo mes de septiembre cumpliría 8 años, con domicilio sobre la calle Emiliano Zapata a al altura del poste 111, a un costado del área conocida como «las casitas» en dicho núcleo ejidal.

Trascendió que el niño y su hermana vivían con su madrastra, desde que el tenía tres años y medio, meses después su padre fue encarcelado y desde entonces se encuentra preso en el penal de Felipe Ángeles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here