Estados Unidos.-Además de contravenir con el derecho de la migración, el muro fronterizo de Donald Trump pondrá en peligro a cientos de mariposas.

En Mission, Texas, se encuentra el Centro Nacional de las Mariposas que alberga a por lo menos 200 especies y otros animales, especialmente pájaros y serpientes.

Al ubicarse el centro a las orillas del Río Grande, frontera natural de Estados Unidos con México, habitan linces, coyotes, pecaríes, armadillos y tortugas.

De acuerdo con la directora del centro, Marianna Trevino Wright, la construcción de un tramo de cincuenta kilómetros de muro está prevista para fines de febrero, sin haber tomado en cuenta muchas leyes de protección ambiental.

Ello implicará tala de árboles, excavaciones y trabajos durante la noche que “perturbarán las actividades crepusculares y nocturnas de las plantas y animales”, lo que transformará el ecosistema en un desierto biológico.

La gente dice que las mariposas pueden volar por encima, en medio o alrededor (del muro). No necesariamente. Algunas vuelan bajo, y no pueden volar por encima de un muro de hormigón de cinco metros de altura“, señala Luciano Guerra, uno de los responsables del centro.

El Centro Nacional de las Mariposas presentó una demanda por violación de la propiedad privada, aunque con pocas esperanzas de que prospere. “No llegará a una juzgado hasta que el muro haya sido construido”, se lamenta Marianna.

Con información de AFP y López Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here