Ni mutis

0
86

Por: Marco Antonio Lizárraga

PAN Y CIRCO

Bien que los diputados morenistas se supieron despedir con bombo y platillo del cierre del segundo periodo ordinario de sesiones y se dieron unas merecidas vacaciones por tanto trabajo en el recinto legislativo.

El tema es que a Morena no le ha salido bien las cosas, aunque ellos se autoengañen con los discursos y circos que han hecho en tribuna, que le han costado al pueblo las manifestaciones como la última que se realizó en el Congreso local.

La coordinadora de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez Nava ha hecho lo que ha querido con la mancha de diputados que llegaron sin saber un ápice de lo que harían sus labores como diputados.

Claro que hay algunos diputados que han sacado las uñas y eso les ha costado el odio y el rencor de la jauría.

Ciertamente, Morena debe de poner las cartas sobre la mesa y comenzar a analizar lo que ha hecho, y el tema es que donde no le ha puesto el real interés de su bancada las cosas fluyen, tanto que las otras fracciones los apoyan.

Pero, al momento de querer imponer es cuando las cosas comienzan a complicarse sobremanera en este sentido y se ha comprobado, pues es cuando se dan cuenta de las cosas no están fáciles.

Morena en esta legislatura mostró que juega de dos cartas, la primera los seis diputados que se separaron de su bancada, lo que mandaba una señal de que habría rebeldía, y no fue así, se volvió a la senda en poco tiempo.

La segunda a negociar con la Secretaría de Gobierno y haciendo acuerdos políticos para poder avanzar en temas de su agenda legislativa, pero cuando le corresponde la agenda a los priistas no realiza su parte en este juego.

Se está complicando el tema sobremanera, y el problema es que Morena está encontrando caminos para transitar en su agenda, pero al momento de cumplir su parte, simplemente hecha en saco roto todos lo que acuerda.

Pero vamos más allá, Morena ha sido prolífica en acciones legislativas, pero la mayor parte de ellas han sido sin resultados positivos, como lo fue la aprobación del matrimonio igualitario que fue un fiasco como se recordará.

Días más tarde el Congreso con el respaldo de los diputados de todas las fracciones se aprobó una iniciativa de los diputados de Morena para los uniformes y útiles escolares, y eso se aplaude.

El problema viene cuando Morena en su calidad metafórica de paladín de la justicia vino a hacer circo con el tema de las cuentas públicas donde lo único que hizo fue rechazar un dictamen técnico, simplemente técnico de las cuentas públicas.

El asunto está en que luego de todo este escándalo las cuentas públicas seguirán tal y como se dejaron, la ASE es la que hará todo el procedimiento de dictaminar y esperar a que el 31 de octubre todas las observaciones estén subsanadas.

Y es por eso que preguntamos porqué Morena brinco tanto si el piso estaba parejo, puesto que armaron hasta un circo con piñatas y pancartas para denunciar supuesta corrupción, para que tanto circo.

Algo que sí podemos observar es que Morena tiene una obsesión por lo mediático, sin hacer cosas que realmente sean benéficas. Una de las labores de los diputados es ir al distrito donde se votó por ellos y entregar apoyos a las familias e incluso comenzar las gestiones.

Y esto es el comienzo, los diputados de Morena son pocos los que destacan para poder ser tomados en cuenta para una reelección, pero en materia política todavía están muy verdes para este tema.

El asunto está claro, Morena presume más de lo que tiene, y presume más de lo que realmente conocen.

Aunque se enoje. los diputados son gente sin experiencia, que tuvo trabajos de todo tipo, menos en el ámbito político.

Morena está “verde” en este tema, pero por lo que se ve prefieren seguirle el juego a una exlider que es experta en grilla y saliva, más no por trabajo mucho menos por el interés de que las cosas salgan bien.

Graciela es un fracaso como líder de una bancada, pero la vemos tan tranquila como si supiera que todo lo que hace está bien, o al menos que no leamos entre líneas donde todo lo que hace tiene un promotor.

Pero bueno, eso ya sería otro tema que se habla bastante.

El asunto es que ahora, que se toma un descanso, la presidenta de la Jucopo, pues no estará en la Comisión Permanente como tradicionalmente se quedan los diputados de su puesto, coordinando los trabajos del Congreso.

Que le sirva a la diputada para hacer los cambios pertinentes con su bancada, y ser una mayoría razonable.

Si Graciela realmente quiere hacer su trabajo y que realmente la gente se entere de eso, debe de cambiar la estrategia y no es pagando publicidad a Facebook, ni nada por el estudio, sino hacer cosas de interés general.

Y siendo vasto el universo de esta palabra, lo resumimos en que le baje al circo y se ponga a trabajar.

Así de simple.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here