Culiacán, Sin.- El alcalde Jesús Estrada Ferreiro descartó ser el “Hitler de Culiacán”, como lo nombró ayer el diputado federal Carlos Castaños.

Estrada Ferreiro manifestó que respeta la libertad de expresión del diputado federal, pero de ninguna manera considera que su actuar sea similar al dictador de Alemania.

El presidente de la capital sinaloense consideró que este tipo de expresiones sólo generan odio y no contribuyen a la armonía del municipio.

“De que me voy a defender, que lo haga, que lo siga haciendo, yo no me voy a enganchar ya”, respondió.

Sobre las llamadas telefónicas que le hizo el diputado federal Carlos Castaños con el propósito de ponerse a sus órdenes y trabajar en conjunto por el desarrollo de Culiacán, respondió que quizás en ese momento tenía su celular en la opción de silencio o no se percató que se trataba de una llamada de Carlos Castaños pues “no es adivino”.

Respecto a los señalamientos de que los integrantes de su gabinete son priistas, manifestó que desconoce a qué partido político corresponden pues su función no es investigar.

“Las personas que designé en mi gabinete son personas con cierto perfil que me apoyaron en la campaña”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here